El Mañana

domingo, 17 de noviembre de 2019

Guadalupe Loaeza
Artículo Guadalupe Loaeza

Narcojoyas

31 julio, 2019

¿Dónde estarán los narcos cuyas joyas, incautadas por el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), fueron exhibidas en el Centro Cultural de Los Pinos? ¿Dónde estarán sus esposas, a las que les regalaron una gargantilla, o un par de aretes de esmeraldas o bien un reloj Cartier con incrustaciones de brillantes?

¿Habrán tenido las amantes que entregar sus joyas, hechas a la medida y recibidas con tanto amor de manos de su enamorado narco, ¡naquísimo!? ¿Qué dirán las mamás a quienes les regalaron su prendedor de piedras preciosas por el Día de las Madres, sin saber sobre su dudoso origen y que ahora ya no lo tienen?

¡Cuánta creatividad, extravagancia y kilos de mal gusto en relojes hechos a la medida para adictos a cannabis de la marca de LaCour Genéve, en oro color de rosa y casi 500 diamantes en forma de hojas de mariguana! ¿Para quién de todos los funcionarios del PRI fue este reloj? ¿A cambio de qué favor?

¿Quién de todos los narcos mandó a hacer con la marca Romain Jerome, el que tiene la carátula hecha con metal del Titanic? ¿Tendrá la hora exacta en que se hundió el transatlántico la madrugada del 15 de abril de 1912? Ése se vendió en 170 mil 900 pesos (casi 9 mil dólares).

¿Qué habrá sentido el narco en cuyo puño lucía una esclava en oro blanco de 18 kilates adornado con dos cocodrilos entrelazados con mil 331 diamantes y cuatro esmeraldas? Tal vez un día le dijo muy ufano a su muchacho: “Cuando seas grande, m’hijito, ésta será para ti y, si te portas bien, tuya será también esta pluma Mont Blanc, mira qué bonita se ve la bandera adornada con 104 esmeraldas”.

Quizá el hijo, enfundado en una playera de “El Chapo”, le contestó a su padre: “Mejor dile a mi tío que me regale la cadena de oro dedicada a San Juditas y que tiene hartas esmeraldas y diamantes”.

Ciento cuarenta y ocho lotes, con muchas piezas incrustadas de brillantes y diamantes, con un precio de salida de 21.8 millones de pesos, no obstante el Gobierno esperaba obtener hasta 30 millones de pesos. Sin embargo, nada más se juntaron 10.3 millones, menos de la mitad.

Tengo la impresión de que todos los que fueron a la subasta eran pobres y que nada más asistieron por curiosos y hasta morbosos. Entre muchos visitantes se preguntaban dónde están las joyas de “La Gaviota”, las de Martita de Fox y hasta las de la esposa de Salinas.

Como la exhibición se presenta en el Salón Venustiano Carranza de Los Pinos en donde vivieron tantos ex Presidentes, muchos se imaginaron que también verían las joyas de la señora María Izaguirre de Ruiz Cortines y las de doña Soledad Orozco de Ávila Camacho. “Ésas también se compraron con el dinero del pueblo”, comentaban entre sí algunas señoras de pelo blanco.

Muchos, después de recorrer la exhibición, se fueron decepcionados por no haber visto las joyas de la profesora Elba Esther Gordillo, ni las de “El Negro” Durazo y tampoco los relojes Rolex de Carlos Romero Deschamps. “Ésos no eran narcos”, comentó en voz alta un señor de bastón. “Claro que sí, eran súper narcos y sus esposas, las más narcas de mundo”, agregó su esposa, con un timbre de voz muy agudo. “¡¿Verdad que todo parecía como la cueva de Alí Babá y los 40 ladrones?!”, exclamó una de sus hijas muerta de la risa. “¿Por qué había tantos relojes tan caros si los mexicanos tenemos fama de impuntuales?”, preguntó la más joven de la familia.

Hay que decir que “el valor de las prendas fue establecido por peritos especializados, aunque desde el SAE explican que esos precios son menores a los del mercado. El SAE es el organismo a cargo de proteger los artículos, dinero y hasta bienes inmuebles que las autoridades mexicanas incautan, a la espera de que un juez fije su destino. “La mayoría de estas joyas provienen de procesos judiciales federales que pueden ser de diversos tipos, penales, fiscales o mercantiles. A partir de los resultados de esos procesos se nos da al SAE la posibilidad de poder venderlos”’, explicó Nabiha Saade, directora ejecutiva de Comercialización de Bienes y Muebles e Inmuebles del SAE” (El País).

De todo lo que se ha hecho o se ha dejado de hacer en estos casi ocho meses de 4T, de lo que más me congratulo es de la iniciativa del Gobierno por haber mostrado al pueblo mexicano una mínima parte de las joyas de los narcos, exhibida en Los Pinos, la catedral de la corrupción mexicana a lo largo de siete décadas.

gloaezatovar@yahoo.com

Artículo Guadalupe Loaeza

BHL