El Mañana

miércoles, 21 de agosto de 2019

Mauricio Belloc
Con el Mazo Dando Mauricio Belloc

Ni una ‘cora’

4 junio, 2019

Ni una “peseta”, solo el 24.96 por ciento votó en el distrito 1, la gente del rumbo más necesitado del rancho (necesitado, urgido, urgidísimo de todo) fue quien más ninguneó la elección. Pero si así estuvo en el poniente del rancho, esa fue la misma película en todo Tamaulipas (jodidísimamente un ridículo 32.41 por ciento del electorado, salió a sufragar). Del nabo, el estado en general está del cocol. Y quien piense que el pueblo “castigó” a los políticos y a los partidos no acudiendo a votar, nos indica del porqué está así la entidad.

NI CÓMO AYUDARLES

Que el 75 por ciento de los vecinos de Cartolandia, tres cuartas partes de la raza del arrabal, casi todo el cinturón de pobreza de la ciudad, no haya salido a cambiar el estado de las cosas, utilizando para ello su preciado voto, nos habla de… ¿de qué nos habla? De una ignorancia general, de un mayúsculo desconocimiento, de casi total importamadrismo, de enfermizo conformismo abajeño, de que les place que nos roben los gobernantes actuales y de que sus socios legisladores les permitan robar más a sus anchas por los siguientes años.

DE RODILLAS

Si dividimos el cuerpo humano en tercios, el 32.41 por ciento del mismo, corresponde de las plantas de los pies hasta a medio mulso (la parte bestial, la carne de la friega, el músculo que se la rifa a diario para trabajar a base de pura fuerza, sin pensar, solo con empuje de su cuerpo, no se necesita pensar, solo cargar y jodetearse bien y bonito). Hagan de cuenta que esa fue la parte de cada tamaulipeco que votó este domingo; ni siquiera la de en medio, que es la que toca el corazón (la del sentir y del sentimiento); mucho menos la superior, que es la del cerebro, la de la cabeza, la de pensar. Esos somos los tamaulipecos, la generalidad. Parece que nos gusta vivir de rodillas y con la losa en la espalda.

LO PEOR, LO PEOR…

…Es que nos van a joder otros tres años, nos van a madrear bien y bonito, nos acomodarán una inga pareja a todos en la ciudad y en el estado. Y al final de la película, ellos se van a ir con la hebra, mondos y lirondos, bien campantes, con las alforjas llenas de dinero, pues para eso tendrán a Manuel Canales, Imelda Sanmiguel y Félix García, para que les cubran las espaldas, como ahora lo hacen ejemplarmente Brenda Cárdenas, Carlos De Anda y Glafiro Salinas. Ni Pex, eso es lo que nos gusta, nos fascina, nos encanta.

GALLINAS A COYOTES

Ni nos quejemos, se nos dio la oportunidad de ponerles a verdaderos fiscales, a diputados opositores para escudriñarles las cuentas, o sea, buscarles cochinos business en los números del pasado y vigilarle las cifras de lana que están por venir. A cuidarles las manitas a tanto pillo sinvergüenza, pero decidimos no votar y que fueran los de ellos, los que ellos pusieron, los que recogen las migajas que aquellos les tiren, los que aprueben su gasto y su manoteo grosero. Los diputados locales irán a levantar el dedo para que los vivales se papeen de lo lindo. Eso son los diputeros azulejos, puro rejuntador de rebabas, de menudencias.

NIÑOS EN CANICAS

Todos los niños ya podrán usar falda en sus escuelas, si quieren, desde el siguiente ciclo lectivo. ¡Ingas, tá con madre!, para traer las canicas al aire, que frescura. ¿Ah no, verdad, lo de la falda es para los del otro barrio, pa´ los LGTBVWXYZ? Ya sentíamos que nuestros chamacos se volverían escoceses, hombrecitos con Los Gumaros papaloteándonos, bamboleándose para allá y para acá. Pero la medida es para la igualdad de género, las chicas podrán llevar pantalón, ya no más vestidos, jumper o faldas. Si no quieren. Ellas ya podrán vestir bien machín rín rín.

TRES LACRAS MENOS

¡Por fin! El PRD, el PVEM y el PT, le chisparon a su Mausser como partidos registrados y oficiales en Tamaulipas, ya no más diputaciones plurinominales para ninguno de los tres. Y sobre todo, ya nada de prerrogativas (lana a recibir del INE o al IETAM), prácticamente este trío de caterva es de vividores, se está despidiendo de los tamaulipecos. Ninguno de esos institutos polacos alcanzó la clave de obtener el 3 por ciento del total de los votos sufragados, para así poder conservar el registro como partido. Y para tener legisladores de mayoría proporcional. ¡Fuera!, ¡Fuera!, ¡Fuera! No más lacras de esas.

BORRÓN Y CUENTA NUEVA

Bien, ya pasaron las elecciones, ojalá que hayan servido de algo, pero ya hay que darle vuelta a la página. La vida continúa y a otra cosa mariposa. Los que ganaron, pues ni modo, los que perdieron ¡por weyes! Hay que mirar hacia adelante y a ver que resulta. PAN arrasó (haya sido como haya sido), ya ni llorar es bueno, nos van a robar de lo lindo, pero como diría doña Chonita, esa será otra historia, allá más o menos como para cuando se vayan “El Chompiras” y “El Peterete”. Nos la van a dejar caer doblada. Pero parece que eso es lo que quería más de medio pueblo.