El Mañana

lunes, 21 de enero de 2019

Mario Canales
Economía sin Fronteras Mario Canales

No, Presidente Trump

10 enero, 2019

En el intento de ampliar su margen de negociación, el Presidente Trump busca pintar la imagen de una frontera que no corresponde con la realidad. La retórica del pánico y de la división tiñe la conversación y fomenta un estigma negativo sobre la frontera, la migración y hasta el Tratado-México, Estados Unidos, Canadá (T-MEC).

¡Si a la seguridad fronteriza, no a la retórica del miedo!

CRISIS
El mensaje desde la Oficina Oval y la visita el jueves a la frontera claramente revelan el enfoque de crisis que quiere vender. Más que un intento genuino de resolver racionalmente la migración desordenada, el Presidente de los Estados Unidos promueve una política pública basada en el miedo, en el pánico y en la división. Vender un estado de ingobernabilidad, lejano a la abrumadora realidad de la frontera.

BALANCE
Ante esta histórica embestida de encono desde la Casa Blanca, es una obligación moral, en contexto histórico, formar contrapesos, sentar precedentes oficiales y ser balance.
No a la caracterización y al estigma hacia la migración. Sí a la migración ordenada. No a la retórica del miedo y del pánico. Sí a los hechos y a la razón. No a la hipérbole. Sí al contexto.

T-MEC
El Presidente de los Estados Unidos reitera que México va a pagar el muro fronterizo, indirectamente, vía el T-MEC.

  1. El T-MEC es hoy un entendimiento, sujeto a la aprobación de los Congresos de México, Estados Unidos y Canadá.
  2. Desde una óptica económica, en todo caso y al final de las cuentas, los consumidores en Estados Unidos serían quienes resientan los costos.

El próximo acuerdo T-MEC es de común acuerdo y en sintonía con el espíritu de buena vecindad en un marco de intereses compartidos. Ese mismo esquema que ha sido de beneficios significativos para Nuevo Laredo.

El Presidente Trump pretende que el próximo T-MEC sea su salvoconducto para sostener una promesa de campaña, un capricho y una histórica agresión contra México, desde que inició su camino a la Presidencia en 2015.

FRONTERA
En esas circunstancias se abre una coyuntura singular para que México, no sólo el gobierno, forme una postura oficial. Patriotismo no, contrapeso sí. Autodeterminación sí, aislacionismo no.

Hoy el Presidente de los Estados Unidos promueve un diálogo que alienta una caracterización errónea de la frontera común, de la migración y del Tratado-México, Estados Unidos, Canadá.

Lejos de asumir un liderazgo moral, los dichos y hechos del Presidente revelan una Casa Blanca carente de razonamiento e impregnada de ingenuidad sobre el tema de la frontera con México. El debate que hoy domina la conversación en Estados Unidos salpica y tiñe la relación bilateral, para siempre.

Twitter: @economixs