El Mañana de Nuevo Laredo

Los Redactores

Río Revuelto

Los Redactores

12 enero, 2021

¿No pudieron o no quisieron conectarse?



Platicamos ayer con algunos maestros de primaria y de la mayoría escuchamos que cerca de la mitad de sus alumnos no aparecieron en las clases en línea. En realidad es preocupante por diversas razones.

Tenemos un segmento que por falta de recursos no se pudieron conectar, aunque de este grupo algunas madres y padres optan por contactarse con la maestra o maestro para que les haga asignaturas en cuadernillos, pero tal parece que cada vez son menos.

Hay que decirlo, una gran cantidad de personas no ha procurado la educación de sus hijos en los últimos meses, esto al entender que no habría consecuencias inmediatas en cuanto a reprobar a los alumnos.

Para algunos padres por cuestiones de trabajo es difícil destinar la mañana a cuidar que sus hijos se conecten a sus clases en línea y cumplan con ellas, pero mientras unos han hecho hasta lo imposible, algunos más han tirado la toalla y han preferido dar vacaciones a sus hijos hasta que ocurra un regreso a clases presencial.

Si bien es más fácil para algunos hogares en el que uno de los padres se puede quedar en casa, además de que con algunos niños es mucho más difícil lidiar, es necesario hacer un esfuerzo por la educación de los hijos, pues parece que muchos simplemente no le dan la seriedad necesaria a las clases en línea.

La vacuna está próxima a llegar a Nuevo Laredo, obviamente comenzando con el personal médico de primera línea contra el Covid-19, lo que representa un primer gran paso para la ciudad, algo así como “el principio del fin de la pandemia”, como dijo Ebrard.

Llega en un momento en que debemos comprender como sociedad que se trata de un largo proceso en el que aún persiste un riesgo muy alto de contagios y muertes, de los cuales hay demasiados actualmente.
El IMSS sin camas con respiradores en el área de cuidados intensivos es un gran indicador de la gravedad de los contagios, pues es difícil confiar en las estadísticas cuando se hacen muy, pero muy pocas pruebas.

En pocas palabras, si usted se enferma de gravedad de Covid-19, no habrá para usted una cama disponible.

Más opiniones de
Los Redactores