El Mañana de Nuevo Laredo

Los Redactores

Río Revuelto

Los Redactores

1 agosto, 2020

No todo es Covid-19



Cuando se dijo que el Hospital General Solidaridad se iba a dedicar a los pacientes con Covid-19, era lógico pensar que una consecuencia inmediata era que todas las personas sin seguridad social y sin recursos quedarían desprotegidas, pues con todo y sus carencias, el nosocomio atendía a Juan Pueblo.

Un primer escenario que se pronosticó, era el caso de las personas que se vieran involucradas en percances y que no tuvieran la solvencia para pagar atención médica quedarían en el desamparo, pues el “protocolo” ha sido enviarlos por “default” a la Cruz Roja, institución que a pesar de que cada año sale a las calles a pedir donaciones, no es de beneficencia y no sólo eso, sino que sus cobros no son precisamente económicos, pues están a la par de otros nosocomios particulares de la localidad que en ningún momento salen a las calles a pedir dinero.

Al final, ese escenario se cumplió, prácticamente ocurre todos los días, cuando una persona sin seguridad social ni recursos se ve involucrada en un accidente vial y los paramédicos se lo llevan a la Cruz Roja, pero de ese punto en adelante es problema del paciente y esta institución puede rechazarlos por no tener cómo pagarles.

Tenemos el ejemplo de Emilio, quien fue atropellado en la calle 15 de Septiembre y el presunto responsable huyó, dejando la unidad abandonada y a su víctima en la escena, como siempre, la unidad sin placas para poder responsabilizar a alguien y que se hiciera cargo de los gastos médicos.

El problema va más allá de que la Cruz Roja cobre o no, pues si en algún punto dejaron de ser una institución de beneficencia y comenzaron a ser un hospital particular, están en su derecho de cobrar por la atención médica, claro que bajo este entendido no les quedaría eso de salir a pedir dinero en las calles.

Aquí todo recae en que las autoridades no pueden sólo convertir un hospital a que esté enfocado a un solo padecimiento (en este caso al Covid-19), si no van a establecer una alternativa para tratar el resto de los padecimientos y emergencias, pues como dicen ahora, “no todo es Covid” y se han estado descuidando los otros padecimientos, como si ya no existiera el cáncer, la diabetes y los heridos en accidentes; son rubros que siempre han acaparado gran parte de la atención médica y con todo esto del coronavirus no dejaron de existir, al contrario parece que también se incrementaron.

El hecho de que los hospitales concentren a los pacientes con Covid-19 y por ende un elevado riesgo de contagio, ha hecho que todas las personas que en cualquier otra temporada hubieran acudido a un nosocomio para ser atendidos y estabilizados por alguna afección, ahora se quedan en casa, prácticamente se aguantan y en ocasiones hasta mueren.

Otro factor es que también se ha generado un mayor descuido a la salud en general, con todo esto de la pandemia, el encierro, la ansiedad ha hecho que llevemos una vida menos sana en cuestión de alimentación y ejercicio, así como otros hábitos.

Más opiniones de
Los Redactores