El Mañana

miércoles, 26 de junio de 2019

Mauricio Belloc
Selva urbana Mauricio Belloc

No votar no es opción

26 mayo, 2019

Su diputado local -el siguiente, mas no los actuales porque ya sabemos que éstos están bien maiceados-, puede meter a la cárcel a su alcalde pillo y nefasto, exigir cuentas y resultados a su cabildo bandido y bueno para nada, así que elíjalo bien este próximo domingo 2 de junio, día de elección en Nuevo Laredo.

Así que ya el no votar no es opción para la gente de esta ciudad, si queremos salir de esta condición tan deprimente como pueblo, en cuestión de modernidad y urbanidad, en relación a dotación de mobiliario urbano, de brindar servicios públicos de calidad al pueblo, así que si el confort no es el que merecemos, entonces ya tenemos que hacer algo y eso será en las urnas.

Como pueblo estamos como estamos debido a nuestra pasividad y a nuestro desinterés a lo que sucede en la comunidad, con nuestros gobernantes, incluido el ejecutivo estatal que no sólo no aporta, sino que le quita a la ciudad gran tajada de su tesoro propio.

Y porque no elegimos bien a nuestros representantes, que sean un verdadero contrapeso, no sanguijuelas que viven de amafiarse con los dos gobernantes (estatal y municipal).

Nuevo Laredo está como está, gracias a nuestro desenfado con el destino que estos le han dado al dinero que es de todos y que todos sufrimos para ganarlo y lo entregamos en impuestos y pago de servicios públicos y de derechos que obligadamente cubrimos al gobierno.

Y estamos así en buena parte a quienes deben ser nuestros representantes legislativos, pero que sólo son cómplices de la ambición y el dinero, socios minoritarios y migajeros de los ladrones del poder gubernamental.

RESPONDA POR USTED

Nada más vea cómo está la ciudad y eso que tiene un envidiable presupuesto de más de 3 mil millones de pesos anuales, capital que ya lo quisieran otras ciudades más grandes que ésta.

El saqueo y el no hacer nada por Nuevo Laredo, con este tesoro, ha sido en los últimos años -incluidos los de la administración actual- el pan nuestro de cada gobierno, todos los alcaldes están multimillonarios, no por sus logros profesionales y/o empresariales, sino por haber pasado por la presidencia municipal, igual que muchos exregidores y directores de departamentos, como obras públicas, tesorería, servicios públicos, Comapa y otros.

Compare o contemple cómo es que viven económicamente el gobernante, los ediles y los directores de departamentos municipales, de lo últimos 30 años, sólo por poner una cifra.

¿No le gustaría saber por qué son tan ricos y el pueblo está tan dado al cuas? Y si como a todas luces se ve, no se empleó bien el dinero del pueblo ¿no desearía usted justicia, que se castigue el peculado?

Que el pueblo es un asco, que todo está mal y usted siente que es culpa del munícipe y su cuerpo edilicio -que parece que en la historia de Nuevo Laredo no ha servido ninguno, como no sean para tomar lo ajeno-, pues bien, exíjale a su representante del poder legislativo, ese que se supone es el contrapeso del poder ejecutivo, a que actúe y reclame, a que fiscalice y tome acción legal contra los malos gobernantes y funcionarios que se hayan quedado con parte del erario.

Elija bien para demandar, interpelar a su diputado local, el de su distrito, ya no estamos hablando de una ciudad entera, sino una pequeña porción, la tercera parte de la misma, porque son tres diputados por nuestra ciudad, a repartírsela, pero no a dividírsela en dinero y cotos de poder, sino en responsabilidades conferidas por el pueblo.

Vote y podrá protestar y quejarse con su diputado local, al que usted con el voto le dio autoridad y también responsabilidad, a que les requiera o en su defecto les querelle a ellos y que los meta a la cárcel, de ser posible.

Si su calle está llena de baches y no tiene alumbrado público, que el camión de la basura no pasa, que el parque o la plaza están destrozados, igual que el drenaje sanitario y pluvial, que vive usted en un muladar, que la ciudad apesta -sí, nadie puede negar que huele feo-, que el de transporte urbano está para llorar y además no llega hasta el fondo de su colonia, entre muchas otras irregularidades en su barrio, colonia, sector.

UN DIPUTADO LOCAL ES…

El que además de legislar (hacer leyes), representa al pueblo, más en particular -aquí viene lo bueno- es el que fiscaliza, o sea, el que cuida el dinero y las actuaciones de los gobernantes y sus autoridades locales.

Así que tenemos que elegir dentro de ocho días, ya el siguiente domingo 2 de junio, a alguien que realmente signifique contrapeso, representatividad del habitante, no al palero del gobierno estatal y del municipal, no al que vive de recibir dinero de ambos, como parece así ha sido siempre, incluso ahora, especialmente en esta administración local y estatal, como con la legislatura presente.

Sólo dos días y se acaban las campañas de los candidatos a diputado locales y dentro de ocho más, estaremos haciendo historia, sí, historia, porque si elegimos a un verdadero opositor (sinónimo del muy necesario contrapeso de poderes y no simplemente un contrario o rival de intereses) podremos tener justicia por lo que se han robado, los actuales e incluso administraciones del pasado.

Par de jornadas y ya no veremos a los 25, 26 o 27 aspirantes a diputados locales que anduvieron la legua en la ciudad, buscando el voto.

Ahora sólo queda salir a votar por uno de ellos, el que más se acercó a nuestras expectativas de lo que debe ser y hacer un legislador por Nuevo Laredo.

Feliz domingo de reflexión, tienen ocho días para decidirse a quién van a elegir, porque no votar, no es opción, ya no para Nuevo Laredo y su gente, eso ya no puede ser.