El Mañana de Nuevo Laredo

Mauricio Belloc

Con el Mazo Dando

Mauricio Belloc

24 junio, 2020

‘Nuestro señor Presidente’



Se entiende que los gatos dizque “secretarios de Estado” o directores de dependencias burricipales, cada que abren el océano, tengan que decir, “nuestro señor presidente” para referirse a la vil alcachofa del rancho, pues están obligados o si no, no tragan, ya que les quitan el bono, la proveeduría y hasta el salario de su querida (o de su “sobrino”), pero ¿Y los calumnistas, recorteros, tunde teclas y apachurra botones de los medios (medios vendidos) de comunicación, porque tienen que tratar con tanta deferencia a este mico?

SE BAÑAN, EN SERIO

Los escuchamos en TV y radio (el colmo sería también leerlos en los papiros). Entiendan señores de la prensa, ese wey no es su amo, ni se deben a él, sino al público, a la raza de Nuevo Laredo, porque del pueblo es la lana. En serio que se ven y se escuchan tan mal cuando le dan tanto crédito al tipo. Casi casi le presentan a sus Ignacias para que se las tome el mono este, cuando se acercan a entrevistarlo. Tengan tantito decoro, quiéranse un poquito a si mismos, valórense, no manchen la garra, ni en ensucien su apellido.

¡ES UN BANDIDO!

Déjenos decirles que al tipo que le están haciendo caravanas y demás, poniéndole el micrófono o la grabadora, es un pillo de siete suelas. Y que mientras ustedes se levantan cada mañana preocupados para llevar el pan a sus casas, él los está robando todos los días, cada 24 horas, les quita la feria a ustedes, a un servidor, a todo el pueblo de Nuevo Laredo, que no hay día que no nos esté hurtando algo. Y que sin duda, para mayor ofensa de todos, cada vez nos birla más, es decir, mañana se embolsará más lana que hoy y así cada jornada.

TERREMOTO DE AYER

Ya sólo falta que nos mee un can, con esto del terremoto de 7.5 grados de magnitud, neta que estamos más salados que la bragueta de un pescador. Pero ni tanto, pues pese al calibre del movimiento telúrico, la cosa no pasó a mayores, ya ven que luego vienen las réplicas y ¡valiendo progenitora! Diosito acuérdate que a México ya nos ha tocado bailar con Bertha muchas veces en los últimos tiempos, te lo recordamos ahí como para que no queriendo la cosa, nos des un “break” de tantas tragedias y malos días.

DÍA DE SAN JUAN

Hoy quiero felicitar a los Juanes en su día. En primer lugar a mi compadre Juan Carlos Pérez Guerra, que hoy en ese magnífico centro de salud y templo de buenas personas, llamado “1801”, de nuestro no menos compadre y no menos Juan, el tremendo Johnny Urteaga, apolingados con el no menos Johan de mi compa Johnny Carranza, van a aventar “la casa por la ventana”, dándole mate y cocción a un semoviente de regular alzada, sea becerro, borrego, marrano, cabrito o algo que tenga cuatro patas y mucha carne.

MÁS JUANES QUE JUANETES

Otros Juanes de nuestra querencia que queremos felicitar, son los colegas Juan Rodríguez López y Juan Rodríguez Contreras, quienes no son padre e hijo, más bien todo lo contrario porque uno parece gringo (es güero y de ojos azules); mientas que el otro parece que lo hicieron en Nigeria y en una noche de eclipse total de sol, está más nejo que sus opacas intenciones (es mi compadre, nos llevamos medio pesadito).

DOS JUANITOS EN EL CIELO

Jane Utterback de Belloc, nuestra sacrosanta madre y Juan Matus Arellano, son nuestros dos Juanes muy especiales, ambos están el cielo con el Señor. Mamita querida échanos tu bendición desde allá. Querido “padrino” te recordamos mucho. Don Juan Matus es padrino de toda una colonia, “La Postal” y de todo el Correo o Servicio Postal Mexicano (de ahí el nombre de “La Postal” a la colonia de tres manzanas comprendidas por las rías Chihuahua a Campeche y de Reynosa a Guerrero. Mami, padrino, recuerden que los queremos mucho acá los suyos.

23 MUERTOS

Señora en sus 50´s la vigésimo tercera víctima del COVID-1 19 en el Laredo Pocho, en el Laredo Totonaca ni sabemos cuántos, porque echan puras piñas, luego dicen que los foráneos no son pulgas de nuestro perro, que ya venían “premiados” y que si se murieron aquí, después de estar varios días hospitalizados aquí, no van a nuestro marcador, porque los bichos se los pegaron lejos de nuestro amado terruño. Así que nos quedamos en 36 (pelillos más, pelitos menos) los fallecidos en Nuevo Laredo.

ESTAMOS VALIENDO QUESO

Con tantos “moridos” como que ya queremos que pite el final el árbitro. ¡Paren al mundo que ya me quiero bajar! Esto no debería ser, todos los seres sobre la tierra deberíamos estar en otro Pedro, viviéndola suave, hagan de cuenta que como en vagaciones, que todo fuera comer, beber y cantar, como bacanal romana, como orgía griega. ¿Pero qué necesidad hay de que nos la estemos pellizcando gachamente?           

Más opiniones de
Mauricio Belloc

11 agosto, 2020

El Huachichompas

9 agosto, 2020

¿Rambos o Raterambos?

8 agosto, 2020

¿Robocop o robacopas?

5 agosto, 2020

La chica se nos bañó