El Mañana

miércoles, 19 de junio de 2019

Juan Manuel Oliva
Lluvia azul Juan Manuel Oliva

OMNIPOTENCIA

16 febrero, 2019

DONDE está DIOS?… el concepto de dios es para la mayoría muy sencillo de definir simplemente la respuesta es clara y contundente DIOS está en los altísimos cielos y ya; eso es todo, se acaba el problema definitorio y lo más curioso es que todo apunta hacia allá; libros, revistas, religiones y hasta algunas sectas.
El exterior es solo un medio tanto del real significado de DIOS… DIOS existe en la tierra, en el cielo y en todo lugar. Y todo lugar, somos nosotros,
El universo es semejante a nosotros, pero en versión miniatura.
Cualquier cosa que veas  de aspecto natural  es  obra de DIOS.
Cuando ves un auto, una casa, un libro, un avión, un edificio. Salta a la vista que esto es obra del hombre; pero si ves un árbol, un lago natural, las montañas, el mar. El cielo, las estrellas, la luna, la bóveda celeste… dices esto es obra de DIOS y lo que sigue es, aprender a verlo y leerlo.
El ser humano sabe que DIOS también está en su ser: en sus células en sus moléculas en sus átomos, en su sangre en sus huesos en su cerebro, que es donde hay una gran concentración de células nerviosas; pero siempre lo busca exteriormente.
Cada célula de nuestro cerebro es independiente y almacena información superior a la memoria más sofisticada  que habrá  nunca jamás.
Cada célula de nuestro cerebro hace equipo con la otra de tal forma que la energía que se produce entre todas, es lo que hace que nuestro sentimiento y pensamiento sean uniformes en fuerza e independientes, en función.
Nuestro sentimiento es la raíz del ser humano; sobre ello descansa toda la estructura que lo compone.
La oración que se interioriza buscando que dios nos escuche, causara movimiento de montañas de obstáculos que están dentro de nosotros como creencias, conciencia, apariencia, visión, audición y sensación, permitiendo la perfilacion de milagros de toda índole.
La oración exterior causa los mismos efectos pero el esfuerzo debe ser mucho mayor con meditación extraordinaria, a final de cuentas nuestro sentimiento es el que califica e interioriza por nosotros, siendo nuestra FE  la que se encarga de todo.
Nuestro DIOS padre responde a nosotros por medio de una relación muy personal, muy interna e intensa, muy intima; de tal manera que nuestra comunicación con el sea rápida y precisa, para que su respuesta lo mismo sea.
Si observamos nuestro interior; tan solo en nuestra mente, no encontraremos fronteras que limiten nuestro pensamiento, eso nos da una idea de lo que nosotros somos y lo que podemos  hacer.
Para DIOS Todos somos sus hijos amados; nuestro interior que está totalmente a nuestro servicio es propiedad suya. Todo lo que nosotros hacemos porque viene de nuestro pensamiento que es de su propiedad, así como la tierra y lo que hay en ella y el cielo con todo su contenido que suman billones de cosas.
Por todo lo que a DIOS le pertenece claro es que debía surgir un antagonista envidioso, mentiroso e insidioso; con un propósito claro de convertir para él LO QUE ES SUYO  basado en el engaño y la traición.
Cuánta razón hay en la versión cristológica,- Uds. También pueden hacerlo; basándose en lo que él hacía.
DIOS está en todo lugar… incluyéndonos.
Dios es todo en todo, es luz intensa. Todo en él se condensa y concentra, es puro positivo, por eso lo negativo es terrestre y no resiste su presencia.
La importancia de estar del lado de DIOS, es imprescindible e inobjetable: por lo que significa y garantiza.
AMOROSO DIOS gracias por escucharnos. Amén. 

Lluvia azul Juan Manuel Oliva

La Dieta

Lluvia azul Juan Manuel Oliva

La Salud

Lluvia azul Juan Manuel Oliva

La cima