El Mañana de Nuevo Laredo

Los Redactores

Río Revuelto

Los Redactores

29 julio, 2020

Otra más del Estado



Como es usual en el gobierno del Estado, de un momento a otro lanzan una nueva determinación con un lenguaje tan ambiguo que deja más preguntas que respuestas y que se presta a más de una interpretación.

Tan es así que da la impresión de que tales determinaciones contienen errores y omisiones que no contemplaron, más que una deficiente forma de plantear medidas oficiales por escrito.

Todo esto se vio en el manejo de las notas periodísticas en distintos lugares de la entidad, casi cada una con una interpretación distinta y diversas contradicciones que emanan de un comunicado poco claro, como muchos otros de esta administración.

Estas medidas se publican con validez inmediata, en el caso de la más reciente se oficializó la noche del martes y a pesar de que ya estaba vigente pasó totalmente desapercibido hasta que se envió un comunicado después del mediodía del martes, pero tomando por sorpresa a los dueños y encargados de los centros comerciales, pues no tenían contemplado cerrar dos horas antes de lo programado.

En resumidas cuentas le quitaron dos horas a la apertura entre semana -es decir, ya no cerrarán a las 10:00 de la noche, sino a las 8:00- y para el sábado y domingo en lugar de cerrar a las 5:00 PM, podrán hacerlo también a las 8:00 de la noche.

Algo que confundió a muchos fue lo del transporte público, pues sí se determinó la suspensión en todo el Estado, menos en las ciudades fronterizas, bajo el argumento del impacto de “Hanna”, aunque en Nuevo Laredo no impactó realmente, pero está bien, en este caso esa es de las pocas veces que no nos afectaron tanto como otros.

Sin duda ya no sorprende a los tamaulipecos esta clase de medidas, de alguna manera nos hemos acostumbrado a las determinaciones inverosímiles, mayormente cuestionables en su origen e impacto, pero que sin duda afectan siempre a varios segmentos, particularmente porque no se avisa con tiempo como para que los ciudadanos se administren en tiempo y forma.

Algunos asiduos de tomar una dos -o más- cervecitas en La Regiomontana, un bar ubicado en el sector Aduana al que acuden mayormente profesionistas de agencias aduanales y de uno que otro funcionario; la mayoría recordará a Salvador Tea Ramos, mejor conocido como “Chava”, un bartender que por muchos años preparó y sirvió las bebidas a quienes llegaban a ese establecimiento.

Pero más que un empleado, se convirtió en un personaje clásico de Nuevo Laredo, aquel al que todos conocían y sin duda estimaban, pues su forma de ser se prestaba a eso.

“Chava” no es sólo una estadística más de las defunciones en la última temporada, es una persona que al igual que las demás que perdieron la vida recientemente, reían, disfrutaban con los amigos y sus seres queridos.

No debemos volvernos fríos en ese sentido, no mueren números o códigos, son personas con nombre y apellido, con historias y familia. Descansen en paz todos aquellos que se han ido en este fatídico año.

Más opiniones de
Los Redactores

23 septiembre, 2020

Estado: mudo, sordo y ciego

22 septiembre, 2020

Se fue el Dr. Eloy Roche

21 septiembre, 2020

Elefante blanco en camino

19 septiembre, 2020

Abren parques sin medidas

18 septiembre, 2020

Ahora hasta el 21 de octubre

17 septiembre, 2020

¿Reabrir todo?