El Mañana de Nuevo Laredo

Los Redactores

Río Revuelto

Los Redactores

23 mayo, 2020

Otro día sin luz ni agua



Ayer muchos neolaredenses vivieron un segundo día entero sin luz y en ciertos ratos sin agua.

Platicamos ayer con algunos empleados de CFE que nos comentaron cómo estuvo la fatídica jornada del 21 de mayo, pues más allá de ser una tormenta que dejó algunos árboles caídos, el fenómeno derribó dos torres de alta tensión en la cercanía de Estación Camarón, por lo que gran parte de la ciudad quedó a oscuras durante la lluvia y sin poder usar el aire acondicionado en el transcurso del día, que estuvo muy caluroso.

Colonias como Hidalgo, Viveros, las Voluntades, La Joya y otras, seguían a oscuras y entre lo que nos comentaban los empleados de CFE, tenían tanta chamba derivada de los estragos de la tormenta, que enviaron a ayudar a compañeros de Monterrey, Piedras Negras y otras ciudades para restablecer el servicio de electricidad y aun así, hay colonias que no tendrán luz hasta el martes.

La tormenta que cayó también un 21 de mayo, pero del 2017, dejó 30 árboles caídos, mientras que en la de este jueves se registraron al menos 100, pero si usted recorre la ciudad, su noción lo podría inclinar a sospechar que son aún más.

Los árboles caídos trajeron daños en autos, bardas, cableado, postes y hasta algunas familias, cuyas viviendas fueron severamente afectadas por árboles de grandes dimensiones.

Esta será sin duda una tormenta para recordar, pero más allá de la cantidad de precipitaciones, pareciera que las fuertes ráfagas de viento fueron las causantes de los mayores dolores de cabeza, pues en algunas horas y con la salida de un intenso sol, toda el agua se desvaneció -a excepción de la calle Anáhuac, que siempre está encharcada, llueva o no- y claro, brotaron los baches.

Precisamente la calle Anáhuac había sido “reparada” por el gobierno municipal hace unas semanas y sólo bastó una lluvia para que quedara igual que antes, al final fue dinero tirado a la basura, pues nada se resolvió.

Esta clase de obras de mala calidad se replican en toda la ciudad y esta administración ha hecho maestría en hacerse como que hacen, pero si se pone a pensar realmente qué legado dejarán, difícilmente recordará algo contundente y bien hecho.

A poco más de un año de que concluya la actual administración, todo pinta para que Rivas y su comitiva queden en el olvido por algunos cuya gestión no tuvo impacto alguno y el resto probablemente lo recordará por cosas negativas, pues en la noción que tenemos, la gran mayoría parece tener más quejas sobre el actual Ayuntamiento, que algo bueno que decir.

En las contingencias que han golpeado a la ciudad, pareciera que en ninguna ha actuado en tiempo y forma, pues no se siente su presencia o apoyo cuando realmente se necesita, de alertar y asistir a los ciudadanos, pero no tome estas palabras como referencia de ello, si le pregunta a ciudadanos comunes y no vinculados a su administración, tendrá un panorama como el que aquí se describe.

Más opiniones de
Los Redactores