El Mañana

sábado, 24 de agosto de 2019

Juan Parra
Desde la frontera Juan Parra

Panorama migratorio en las ciudades fronterizas del norte de México

13 julio, 2019

La migración centroamericana con destino a Estados Unidos ha crecido significativamente en los últimos años. Sobre todo de Honduras, Guatemala y El Salvador, donde las cuestiones económicas y la violencia entre otros factores han propiciado la salida de miles de personas en busca de una mejor calidad de vida.

Hasta hace algunas semanas el panorama de migrantes en las ciudades fronterizas de México con Estados Unidos era distinto al de otros años cuando se percibía un buen número de migrantes mexicanos tratando de cruzar al país vecino. Ahora lo que vemos en su mayoría, son migrantes centroamericanos y de otros países tratando de conseguir el mismo objetivo.

Para darnos una idea de este fenómeno se analiza cómo se han comportado las aprehensiones de migrantes que reporta por año fiscal la Border Patrol. En 2010 realizó 47,719 detenciones de los tres países centroamericanos mencionados en los estados fronterizos con México (Texas, Arizona, Nuevo Mexico y California) y de ellos 65 por ciento en Texas y 35 por ciento en los otros estados.

Por otro lado, las aprehensiones de migrantes mexicanos en 2010 fueron de 396,819 y de éstos el 49 por ciento en Arizona y el 17 por ciento en el sector de San Diego. Mientras que el 32 por ciento fueron en el estado de Texas o sea un total de 86,202 detenciones, las cuales sobrepasaban con mucho las de los tres países centroamericanos en ese año.

Para 2018, el total de aprehensiones de migrantes de los tres países centroamericanos mencionados fueron 223,604 es decir, el incremento que tuvieron las aprehensiones de estos tres países con relación a 2010 fue de 430 por ciento y del total de detenciones el 77.5 por ciento fue en Texas.

En el caso de las aprehensiones de mexicanos en 2018 fueron un total de 152,257 o sea que se redujeron en un 62 por ciento con respecto a 2010. De este total el 39 por ciento fue en el sector de Tucson, San Diego y Yuma, mientras que el 61 por ciento fue en los sectores de Big Ben, Del Rio, El Paso, Laredo y Rio Grande Valley en el Estado de Texas.

De acuerdo con las cifras de aprehensiones de migrantes de Honduras, El Salvador y Guatemala la mayoría son en el estado de Texas que colinda con los estados de Tamaulipas, Nuevo León, Coahuila y Chihuahua. Dado que es un estado muy grande en extensión describiremos los sectores donde hay más aprehensiones.

En Texas la Patrulla Fronteriza está dividida en cinco sectores, El Paso, Big Ben, El Centro, Del Rio, Laredo y Rio Grande Valley. En 2018 la mayoría de las aprehensiones de migrantes centroamericanos se realizó en el sector Rio Grande Valley con un 56 por ciento (125,112) contra 31,453 aprehensiones de mexicanos, El Paso 9.4 por ciento (21028) contra 9,402, Laredo 3.9 (8,647) y Del Rio 3.6 (8,032) por ciento contra 22,279 y 7,474 aprehensiones de mexicanos respectivamente.

De lo anterior se desprende que la mayoría de los migrantes centroamericanos prefieren cruzar por las fronteras del estado de Tamaulipas aun con los riesgos que conlleva, seguido de las de Chihuahua y Coahuila. Aunque cabe hacer mención que las aprehensiones en el sector El Paso, se incrementaron significativamente en los últimos años, en 2010 tan sólo se reportaron 766 contra 21,028 aprehensiones de centroamericanos en 2018.

Las estadísticas mostradas son consecuencia del nuevo panorama de la migración en las ciudades fronterizas del norte de México, donde la llegada de migrantes centroamericanos que quieren cruzar a Estados Unidos ha tenido un considerable incremento.