El Mañana

viernes, 06 de diciembre de 2019

Los Redactores
Río Revuelto Los Redactores

¿Para cuándo ‘Bacheando los baches’?

3 marzo, 2019

Definitivamente se queman el cerebro pensando en los nombres de eventos como “Paseo por la Paseo”, “Guerrereando por la Guerrero”, “Campechaneando en la Campeche”, pero la gente se pregunta cuándo harán el -que en verdad les importa- de “Bacheando los baches”, pues es más probable que los ciudadanos tapen sus propios baches a que el gobierno nada más no les pudo cumplir.

Por toda la ciudad hemos visto cómo los baches representan uno de los dolores de cabeza de los neolaredenses, todos los días y prácticamente en todos los rincones de Nuevo Laredo se ve la problemática, pues incluso en las colonias de mayor plusvalía tienen algunas calles con pozos.

Tal es el caso de la calle Anáhuac, pues a pesar de que se encuentra entre la Madero y Campestre, incluso a un par de cuadras del Consulado y la Paseo Colón; la Anáhuac es una calle que se tragó una retroexcavadora y después al camión que venía a rescatar a esa máquina.

Regularmente los gobiernos se excusan en el tipo de terreno, pero hay que recordar que en Laredo, Texas, la geografía y las condiciones son las mismas, pero allá no ocurren esos problemas, al menos no en esas proporciones.

Se trata de que a lo largo de la historia de Nuevo Laredo, los gobiernos prefieren gastar en arreglos chambones y a la larga hemos gastado mucho más en estar reparando las mismas calles una y otra vez que hacer una sola buena obra que sea permanente.

El trabajo se puede hacer bien una sola vez, prueba de ello es que aún perduran las obras hechas en los tiempos de la desaparecida Junta Federal de Mejoras Materiales, varias calles del centro de la ciudad aún están casi intactas y no han tenido ningún recarpeteo ni bacheo, a pesar de que tienen constante tráfico a todas horas.

Ayer se llevó a cabo de nueva cuenta un evento internacional de Abrazo, pero en esta ocasión fue en el Puente 1 y fue entre mujeres, sólo que ahora se llevó a cabo entre barricadas de concreto, alambre de púas y elementos antimotines con perros entrenados.

Este fue una imagen tan peculiar que lleva muchos a considerar el contexto en que ocurren estas ceremonias de Abrazos entre personal gubernamental y ONGs de ambos países.

La pregunta es ¿qué tan válido es realizar un abrazo que simboliza la “hermandad” entre dos naciones, en medio de púas y elementos antimotines?, pues mientras los discursos dicen una cosa, visualmente dan a entender una postura distinta.