El Mañana de Nuevo Laredo

Los Redactores

Río Revuelto

Los Redactores

28 mayo, 2020

Paseo Covid



La Paseo Colón tiene todo el potencial para volverse un foco infeccioso del Covid-19, pues con los parques oficialmente cerrados y una reciente relajación de las medidas de distanciamiento social, decenas -tal vez cientos- de personas se han dirigido a los camellones de esa vialidad para correr y realizar otros ejercicios.

Según algunos estudios con imágenes infrarrojas y con otros filtros se puede observar cómo al correr, la intensidad de la respiración deja una estela de secreciones que alcanzan con facilidad a las personas que van trotando detrás, pero con una proximidad de un par de metros y hasta cuatro; ahora que todos están acudiendo a ese punto, ese riesgo de contagio aumenta considerablemente.

México y Estados Unidos se encuentran en un punto crítico de contagios y muertes por coronavirus,  pero en los dos Laredo parece estar imperando una relajación mayúscula de las medidas, propiciado en parte por el escepticismo por un lado y el hartazgo al encierro por el otro.

En los puentes se ha visto un flujo destacado y que se conforma en su mayoría por residentes norteamericanos que viven de un lado y trabajan del otro, pues para el mexicano con visa de turista en teoría las restricciones de viajes esenciales no han cambiado.

Algunos mexicanos han estado encontrando un área de oportunidad en ese concepto de “esenciales”, algunos haciendo una cita para donar plasma que les permite tener una “excusa” válida para cruzar y de ahí pasarse a hacer algunas compras ya en territorio estadounidense.

Pero como siempre, esto podría salirse de control, pues no falta que muchos quieran abusar de ese recurso y arruinarlo a quienes tienen una razón genuina para su cruce.

La verdad es que no hay ninguna certeza de que el 21 de junio se levanten las restricciones, pues recientemente parece que todos los plazos se están extendiendo un mes más y esta siguiente fecha sigue teniendo un riesgo de ocurrir de nuevo.

Las tiendas de Laredo a diferencia de una gran mayoría del interior de los Estados Unidos, dependen del turismo, en este caso del mexicano, pues la razón de visita de los regios, coahuilenses y los propios neolaredenses, no es para otra cosa que para ir a hacer compras, pues no hay playa, grandes casinos o alguna atracción como para generar suficiente interés y derrama económica.

La situación es compleja, pues incluso si por alguna razón guajira, abrieran este fin de semana los puentes, aún no tendrían el mejor de los flujos, tal vez sólo los primeros días con los novedosos, pero en general faltaría que pudieran viajar entre estados la gente del interior de México, para completar la clientela usual, pues no se conforma sólo de personas de Nuevo Laredo.

Aunado a esto se encuentra el precio del dólar a 22 en casas de cambio y más alto en el tipo de cambio interbancario, lo que suele desmotivar a un numeroso segmento de la población.

Más opiniones de
Los Redactores