El Mañana

miércoles, 23 de octubre de 2019

Israel Cruz Delgado
Finanzas a prueba de caos Israel Cruz Delgado

Pecados capitales que aniquilan el desarrollo organizacional de tu empresa

31 agosto, 2019

¡Saludos!, estimado lector@, gracias por tu tiempo a la lectura de esta columna, es para mí un gusto estar contigo nuevamente el día de hoy. Retomando el tema donde platicamos sobre empoderar el desarrollo organizacional de tu empresa, considero importante que conozcamos algunos conceptos importantes por los que una empresa muere en su intento por construir un desarrollo organizacional efectivo en la empresa. Estos conceptos surgieron a través del estudio de algunos autores, entre ellos… Stephen Covey, en una de sus obras maestras. Ahora bien, estos pecados o problemas definitivamente son el cáncer de muchas empresas y lo más preocupante es que, su liderazgo no se da cuenta que… la solución estuvo y está a su alcance, pero… no han logrado identificarla.

Antes de comenzar te invito a que nos sigas en nuestra página de Facebook Finanzas a Prueba de Caos y nos escribas a educacionfinanciera.in@gmail.com Prepara tu café y comencemos.

script type="text/javascript" src="https://www5.smartadserver.com/ac?pgid=592805&insid=9016971&tmstp=[timestamp]&out=js&clcturl=[countgoEncoded]">

Pecados capitales que aniquilan el desarrollo organizacional.

Como he mencionado, muchas empresas viven una frustración porque viven en un “abandono” organizacional o mejor dicho una falta de identidad como organización y están a la deriva, es decir su liderazgo está tan involucrado en muchas cosas, que se han olvidado que para poder crecer y lograr las metas y objetivos, necesitan más que estar preparados, es decir el liderazgo no sólo tiene que estar preparado para poder guiar hacia la meta deseada, sino también debe “ser la imagen viva de los principios y valores que la empresa declara en su columna vertebral que son la visión, misión… si es que los tienen (otro problema).

En la película Los Diez Mandamientos (gran película de liderazgo), Moisés le dice al faraón: “Seremos gobernados por la ley de Dios, no por ti”. Lo que está diciendo en realidad es: “No seremos gobernados por una persona, a menos que ésta encarne la ley” -piensa en la línea anterior y reflexiona un poco su significado-. Esta frase nos muestra que en todas las sociedades y organizaciones gobiernan las leyes y principios naturales -como su Constitución-, e incluso quienes ocupan los puestos más altos deben inclinarse ante sus principios. Nadie está por encima de ellos. Con esto reitero que, el líder debe ser la imagen viva y debe abrazar la visión y valores que conforman la empresa para lograr la misión, ¿si no, entonces qué piensan liderar y cómo piensan liderar? Faraón, aunque era el máximo líder… no representaba la ley verdadera, no era la imagen, su liderazgo estaba basado en su propia ley.

Ahora bien, a continuación te menciono algunos conceptos que impiden el desarrollo óptimo, y los cuales te invito a que los analices, y reflexiones.

El líder que vive su propia ley.

La organización está dirigida por la ley particular del líder, es decir establece su propia forma de organizar y dirigir la empresa sin respetar los valores que la empresa tiene, por lo tanto, en múltiples ocasiones lastima a la organización con sus decisiones. No está sujeto a nadie… ni a su propia organización. Es decir, la filosofía de la gerencia es incongruente con la visión y con los valores compartidos, o el estilo encarna de forma incoherente la visión y los valores de la declaración de misión.

Falta de misión.

La organización carece de una misión o si es que la tiene el líder no la conoce, no la entiende y por ende no la aplica, por lo que no la enseña, por lo que los empleados no la conocen, no la aplican, no existe compromiso alguno, es decir también laboran bajo su propia sub-ley.

 No hay visión – valores organizacionales.

No existen valores ni una visión compartidos; la organización carece de una misión, o bien no hay una profunda comprensión de ésta ni un compromiso con ella en todos sus niveles. La fuerza laboral no sabe a dónde tiene que ir. Sólo trabajan por salario. No hay un sentido de pertenencia.

Todos están en una alineación de objetivos deficiente.

La empresa vive un caos organizacional porque existe mal alineamiento entre la estructura y los valores compartidos, entre la visión y los sistemas; la estructura y los sistemas de la organización sirven y refuerzan de forma deficiente los rumbos estratégicos. Cada uno navega en su propio rumbo.

El líder no se prepara, le falta capacitación para implementar un liderazgo efectivo.

Esto ocurre cuando el líder se confía sólo en su experiencia y no se capacita de forma adecuada por lo que en muchas ocasiones y situaciones no sabe utilizar el estilo de liderazgo necesario o bien, su estilo no armoniza con las técnicas, o los gerentes carecen de las técnicas que necesitan para implementar el estilo de forma adecuada.

El personal no confía en su líder.

El personal tiene poca confianza, y eso provoca que la comunicación esté bloqueada, que haya poca capacidad para solucionar problemas y escasa cooperación y trabajo en equipo.

Falta de integridad.

Los hábitos de su líder y del personal no son iguales a los valores de la empresa; no hay correlación entre lo que creo y valoro y lo que hago.

Por lo anterior es necesario que el líder aprenda a utilizar la brújula correcta que le permita guiar a su empresa por el camino correcto, pero esto no significa sólo agarrar la brújula, sino también debe saber cómo usarla y entonces sabrá que existe una fuerza que moverá la manecilla de la brújula hacia el rumbo correcto.

¿Quieres aprender de alta gerencia? Entonces date la oportunidad de leer el libro de Éxodo y aprende de Moisés. Otro personaje del alto liderazgo histórico en la Biblia es José de Egipto -admirable administrador- (Génesis 41: 37 á 45) que puede ser comparado con un CEO (Chief Executive Officer) – Presidente Ejecutivo de la actualidad.

Las Escrituras son más que… amor, paz y perdón mi querido lector@.

¿Deseas que te apoyemos a través de consultoría empresarial?

“No abandones nunca a la sabiduría, y ella te protegerá; ámala, y ella te cuidará. La sabiduría es lo primero. ¡Adquiere sabiduría! Por sobre todas las cosas, adquiere discernimiento”. Proverbios 4:6-7

¡Hasta pronto!

* Instructor Financiero – Cultura Financiera

Email: educacionfinanciera.in@gmail.com

Instagram: finanzasapruebadecaos