El Mañana de Nuevo Laredo

Los Redactores

Río Revuelto

Los Redactores

6 julio, 2020

Pero no creen en el coronavirus



El médico anestesiólogo Javier Ordóñez estaba en la primera línea del Covid 19 en el Hospital General; al final, entregó su vida en la lucha contra el coronavirus, pero aún así, hay quien no cree, porque no se ha muerto alguien cercano.
Ordóñez era muy conocido en la localidad; en el transcurso de su carrera asistió a muchas personas que no lo olvidarán; las redes sociales se llenaron de condolencias por esta lamentable pérdida.
Casos de personas conocidas en la comunidad existen, pero esto no parece ser suficiente para hacer entender a la gente la gravedad de la situación, pues si bien las cifras pudieran estar en duda por la cantidad de pruebas o incluso porque algún ente de gobierno pretenda politizar la pandemia, eso no quita el hecho de que el coronavirus es real y peligroso, obviamente, para algunos más que otros.
En muchos prevalece el escepticismo, mientras que en otros que no dudan de la existencia del virus, está muy presente una renuencia al contagio o en su defecto una confianza de que no serán afectados si se llegan a contagiar, derivando en que relajen las medidas.
Desde un principio los médicos han sido claros en esto, no se trata solo de qué tan vulnerables seamos, sino de que a pesar de que muchos podríamos llegar a tener en algún momento el virus sin presentar síntomas o dolencias, al portarlo ponemos en riesgo a otras personas que sí son vulnerables, como las de la tercera edad, que son nuestros padres o abuelos, así como aquellos que tienen alguna condición crónica.
Tampoco debemos subestimar el coronavirus, pues incluso personas que parecen las más sanas, han sucumbido de manera sorpresiva.
Retomando el tema de las cifras, en el caso de los medios, por la naturaleza de una pandemia, la única información que podemos tener es la oficial, pues son las autoridades quienes realizan las pruebas y por ende quienes las dan a conocer, por más que muchos periodistas quisieran tener otra información al respecto, contrastar e incluso desmentir, al menos en este fenómeno en particular resulta muy difícil.
Ayer fue otro día triste para la comunidad, cuando pase todo esto, recordaremos con profunda tristeza a aquellos caídos en la pandemia.


Rivas se la ha pasado cacareando que es el alcalde que mejor ha atendido la pandemia, según la encuesta que compró, pero la opinión pública ha cuestionado y contrastado sus afirmaciones con la realidad que se percibe en la ciudad.
Aunado a esto, contrasta profundamente con el enorme gasto que ejerce en promover su imagen, pues más que comunicar cosas de importancia a la ciudadanía, sólo promociona su rostro y nombres con ‘información’ que no tiene utilidad para el ciudadano común.

Más opiniones de
Los Redactores