El Mañana

martes, 25 de junio de 2019

Los Redactores
Río Revuelto Los Redactores

Peso muerto

12 marzo, 2019

El primer día hábil con el cambio de horario, más allá de confusiones en llegadas a escuelas y centros de trabajo, prevaleció el mal humor en unos y la modalidad “zombie” en otros, pues por increíble que parezca, una hora hace toda la diferencia, precisamente ayer lo volvimos a constatar al levantarnos una hora más temprano y en general tener esa sensación de que se perdió una hora de nuestras vidas de manera tan repentina.

Definitivamente Nuevo Laredo es una ciudad en la que -a pesar de no ser una metrópolis- puede pasar casi cualquier cosa, como tirar una llama a la basura y que se la lleve Setasa por las calles de Nuevo Laredo como si fuera un desecho cualquiera; el peculiar escenario obviamente llamó la atención de los conductores que pasaban por la César López de Lara (para muchos la México) y que no dudaron en grabarlo en video y subirlo a las redes sociales.

Semanas atrás, justo cuando queríamos decir que Nuevo Laredo no es un rancho…, un rebaño de chivas (no de fanáticos ni de jugadores del equipo de futbol mexicano) anduvo suelto por la Reforma y fotografiado por muchos a la altura de la calle Anáhuac.

Se cumplieron los primeros 100 días del gobierno de AMLO y en cuanto a la percepción general sobre su desempeño en ese lapso va en proporción de 7 de cada 10 aprobando sus medidas, programas y su actuar con respecto a las problemáticas del país.

La tendencia tanto nacional como local va en ese rango, pues los muestreos presenciales hechos por La Silla Rota y Publimetro en todo el país coinciden con el sondeo digital que realizó El Mañana con sus seguidores en las redes sociales, los cuales la mayoría son de Nuevo Laredo.

A pesar de estos números que favorecen la aprobación del gobierno presidido por López Obrador, existe aún la polarización que no contribuye al avance integral del país, es prácticamente peso muerto o incluso peor; y se puede observar en aquellos que cuestionan a esta administración lo que no se le cuestionaba a las anteriores y de igual manera se le exige con inmediatez soluciones al actual cuando a décadas de gestiones anteriores no se les hizo esta misma requisición, esto resulta incongruente.

No se trata de ser indulgentes ante el gobierno, pero sí de cuestionar con cordura y sobre todo de aportar como ciudadanos nuestro granito de arena con lo que nos corresponde a cada uno.