El Mañana de Nuevo Laredo

María Eugenia González Ávila

Desde la frontera

María Eugenia González Ávila

31 octubre, 2020

¿Por qué proteger a los que protegen al medio ambiente?



El cuidado y estatus ambiental es una preocupación de la sociedad y los gobiernos, que ha llevado a impulsar la educación y cultura sostenible de agua, energía, disminución de uso de transporte, el reciclaje de nuestros desechos y otras acciones que han ido creciendo en las últimas décadas.
La referida preocupación ambiental compartida por las organizaciones de la sociedad civil (OSC) y organizaciones no gubernamentales (ONG), que realizan diversas acciones para protegerlo de actividades privadas, públicas e incluso ciudadanas que lo dañan.
Pero, ¿qué son las ONG y OSC? La Organización de Naciones Unidas (ONU) indica que las ONG son toda organización sin ánimo de lucro que no sea gubernamental ni intergubernamental, es decir son organizaciones independientes de la administración del Gobierno.
En tanto que las OSC son entidades de iniciativa social y fines humanitarios, que son independientes de la administración pública y que no tienen afán lucrativo y en general es un término amplio, definiendo cómo los ciudadanos y los movimientos sociales se organizan en torno a determinados objetivos, grupos de personas, o temas de interés ambiental en este caso. Las OSC se ubican junto con ONG como las organizaciones populares -formales o informales- u otras categorías, como los medios de comunicación, las autoridades locales, los hombres de negocio y el mundo de la investigación.
¿Por qué existen las ONG y OSC ambientales?
La presencia de las organizaciones ambientales se debe por la falta de presencia del Estado, que es limitado para garantizar el bienestar ambiental de la sociedad. Así, las ONG y OSC son la vía para que la sociedad civil participe en estrategias para su propio desarrollo en el uso, manejo y conservación de su entorno. De hecho, las organizaciones son la vía o medio para la defensa de los derechos ambientales de las comunidades, siendo que de otra forma no podrían ser considerados.
Si bien en los últimos años las ONG y OSC se han incrementado, aunque no lo suficiente, y esto se debe a la falta de gobernanza sea vía Semarnat o secretarías ambientales, que presentan deficiencias en sus mecanismos de orden y de coordinación, que no les permitan el ejercicio de la autoridad política, económica y administrativa en materia ambiental.
¿Por qué hay que proteger a los que protegen el ambiente?
Por el incremento del riesgo físico y de vida de los integrantes de ONG y OSC. Tal hecho, lo refiere Cemda y Carto Crítica (2019) indicando que de 2012 al 2019 se han asesinado alrededor 83 defensores ambientales, de los cuales 68 fueron en el sexenio pasado y el año 2019 fueron15.
De acuerdo al informe sobre “La situación de las personas defensoras de los derechos humanos ambientales” (Cemda, 2019) el Estado mexicano no ha avanzado en un cambio estructural que genere las condiciones apropiadas y seguras para el ejercicio del derecho humano en materia ambiental, haciendo énfasis que se encuentran en riesgo, debido a una serie de intereses políticos y económicos, al momento de implementar proyectos de infraestructura de gran escala. A lo que se suman, amenazas e intimidaciones, por parte de los gobiernos locales e incluso por el crimen organizado sea por el uso de agua o manejo de residuos sólidos urbanos u otros recursos naturales.
Un ejemplo reciente son las amenazas, intimidación e incluso agresiones que sufrieron los integrantes de Pronatura noreste, por parte de los ejidatarios, cuando los ambientalistas instalaban gaviones para represar agua, que permita la recarga de las pozas de Cuatro Ciénegas en Coahuila.
Y ¿qué podemos hacer los ciudadanos? En primer lugar, informarme y comprometerme con una causa ambiental, sea el buen uso del agua, la conservación, reforestando, participando en la limpieza de zonas contaminadas, entre otras acciones junto con una ONG u OSC. A fin de causar presión al gobierno o empresas que afecten al ambiente.
¿Usted qué haría para proteger al ambiente y a las ONG?

Más opiniones de
María Eugenia González Ávila