El Mañana

lunes, 19 de agosto de 2019

Israel Cruz Delgado
Finanzas a prueba de caos Israel Cruz Delgado

Precaución… antes de jubilarte

8 junio, 2019

¡Saludos estimado lector! Qué gusto poder saludarte este día través de este medio, gracias por tu tiempo para dar lectura a esta columna. No te olvides de visitar nuestra página de Facebook Finanzas a Prueba de Caos.

En estas dos semanas transcurridas tuve la oportunidad de hablar con una persona respecto al tema de su jubilación, lo cual me trajo a colación, algunos puntos importantes que quisiera compartir contigo si ya estás pensando en jubilarte o te interesa saber sobre ello.

Pues bien, como de costumbre… toma tu café y comencemos.

Precaución… antes de jubilarte.

Tal vez tú estés muy lejos de entrar en este proceso, o quizá, estés ya en esa etapa; sin embargo, una realidad es que, de cualquier forma, es mandatorio que nos comencemos a preparar y con ello, esa maravillosa etapa sea en realidad algo que podamos disfrutar. Estimado lector aún estás a tiempo de pensar en ello, por lo que aquí algunos conceptos que debemos de tener en cuenta para ir construyendo un buen camino.

Si no sabes cuánto necesitas para sobrevivir hoy… ¿cómo esperar saber lo que vas a necesitar mañana para poder vivir?

1. Un plan financiero. Sí… el presupuesto: El presupuesto es algo que no podemos evitar, de hecho, es un pilar principal para construir no sólo el presente, sino también nuestro futuro. Repito… si nosotros no sabemos cuánto necesitamos para vivir ahora, ¿cómo podremos saber cuánto necesitamos para vivir en el futuro? ¿Estás seguro que administrándote de la manera que lo haces actualmente te va a ser suficiente para poder vivir “esperanzado de lo que te den de pensión”? Debes de pensar que, si aún no puedes corregir tus malos hábitos financieros, hoy te digo que no te espera nada bueno.

2. Elimina tus deudas: Antes de que se te ocurra la maravillosa idea de jubilarte, lo mejor que puedes hacer después de un plan financiero, es el hacer un plan para salir de deudas. Si por alguna razón llegas a pensar que al jubilarte vas a salir de deudas, lamento comentarte que estarás cometiendo un grave error. El luchar por vivir sin deudas es crucial, sobre todo el evitar las deudas de consumo. Una deuda de consumo es dinero prestado y aun debido a un banco u otra institución financiera que debe ser pagada con intereses. Todos ellos son parte de la llamada “Deuda mala”, la cual incluye deudas de tarjeta de crédito, préstamos de familiares o amigos, o préstamos de costo alto por “prestamistas tiburones”, y hasta préstamos para comprar un automóvil, porque los automóviles como parte de sus bienes son poco probables a ganar valor. Estimado lector@ evita pensar que aun cuando estés jubilado vas a poder vivir sacando préstamos.

“Es mejor acostarse sin cenar que levantarse con deudas”.- Benjamín Franklin.

3. Estilo de vida razonable: Debes de aprender a vivir en sanidad financiera, aprender a tomar decisiones sabias y aprender a vivir con menos de lo que ganas. Estos son factores que definitivamente tenemos que trabajarlos HOY, sin ellos nuestro sueño dorado nos será más difícil, y sencillamente por no administrarnos ahora difícilmente evitarás estrés financiero, cuando se supone que ya no debes de preocuparte por ello.

“Los pensamientos del diligente ciertamente tienden a la abundancia; mas todo el que se apresura alocadamente, de cierto va a la pobreza”. Proverbios 21:5 Reina-Valera 1960 (RVR1960).

4. Fondo de emergencia: Construir una reserva de emergencia de al menos3 a 6 meses de tu total de gastos mensuales. Cuando suceden imprevistos, el tener un fondo de emergencia, nos ayudará a enfrentar una crisis financiera. Para ello debemos de esforzarnos para poder tener esta reserva, créeme que, en esos momentos cuando pase un imprevisto y no tengas que pedir prestado para ello, y puedas descansar tranquilamente sin estrés, todos esos sacrificios que has hecho… verás que valieron la pena.

5. Pagos extra de la vivienda: Otro factor importante es hacer un esfuerzo para poder pagar la deuda de la vivienda antes de jubilarte, dar pagos a capital, te recomiendo que antes de dar pago adelantados, platica con tu banco o institución sobre las condiciones y evites algún malentendido. Dicho sea de paso, cuando compres una casa, es mejor que los pagos mensuales no excedan más del 25% de nuestro sueldo neto y con un plazo de préstamo de 15 años, es importante que ello se ajuste a tu nivel de ingresos. (Principios de paciencia + perseverancia + dominio propio = Gratificación diferida).

6.- Plan funerario: Sí… es necesario que pensemos también en un plan funerario, Es mejor que inviertas en ello ahora, que después cuando tu capacidad económica sea más vulnerable.

7.- Acude con tu Afore: Es vital que acudas con tu Afore y te informes bien sobre tu ahorro para el retiro, aportaciones voluntarias para incrementar ese fondo para el retiro, y cómo podrás cobrar ese dinero invertido. Evita sorpresas.

8.- Inversiones: Si aún no has pensado en invertir tus ahorros, estás en tiempo de pensar, e investigar la mejor opción para ti. Un hecho inevitable es que no podemos poner todas las esperanzas para el retiro en sólo el Afore. Cuando decidas invertir es necesario construyas el hábito de monitorearlas. ¡Ah!, por cierto, la mejor inversión terrenal es… la salud.

9.- Una jubilación productiva: Aunque algún día nos jubilemos, el estar inactivos según estudios es contraproducente, es fácil entrar en depresión como cuando perdemos un empleo, necesitamos sentirnos activos y útiles , por lo que piensa en continuar trabajando tal vez en otro tipo de trabajo, algún pasatiempo que siempre has querido, pero sigue siendo productivo .

Planear para el futuro es un signo de sabiduría, estás en tiempo de pensar en ello. “Así que enséñanos a contar nuestros días, para que te presentemos un corazón de sabiduría”. Salmos 90:12 (NVI).

¡Hasta pronto!

* Instructor Financiero – Cultura Financiera

Email: educacionfinanciera.in@gmail.com

Instagram: finanzasapruebadecaos