El Mañana

sábado, 24 de agosto de 2019

Ramón Cantú Deándar
Opinión Ramón Cantú Deándar

Prensa libre

7 marzo, 2019

¿Sabía usted que su teléfono le miente?

Cada vez que usted lo toma, cada vez que revisa sus redes sociales, es muy probable que la información sea falsa.

Está comprobado que durante la campaña electoral de Estados Unidos, miles de notas e historias fueron fake, o noticias falsas, creadas para desinformar, para generar odio, para confundir.

Por eso, el periodismo serio, el periodismo responsable, el periodismo comprometido es el que se vuelve cada vez más importante. Es necesario que haya quien critique al poder para que éste sirva al pueblo y no al revés.

“Nada temen más las dictaduras y los gobiernos inseguros que la libertad de expresión. No hay un solo país totalitario donde la palabra sea libre. No hay ninguna dictadura donde haya libertad de expresión”, dijo el escritor y periodista neolaredense Mauricio González de la Garza, editorialista de El Mañana durante décadas.

Y es verdad. La información que sale del periodismo es el contrapeso del poder político.

El presidente estadounidense Thomas Jefferson dijo: “Si debo elegir, entre una prensa libre sin gobierno, en vez de un gobierno sin prensa libre, sin duda prefiero la prensa libre”.
Ayer 6 de marzo, festejamos el natalicio de Gabriel García Márquez, quien también dijo que la mejor profesión del mundo es el periodismo.

Hoy, 7 de marzo, festejamos otro nacimiento, el 95 aniversario de El Mañana de Nuevo Laredo.

En estos casi 100 años, sobrevivimos 40 años al poder del Portesgilismo, desde que fue gobernador, cacique y hasta presidente que pretendía la reelección. Durante 30 años, mi madre luchó contra los gobiernos neoliberales que se apoderaron del país y lo corrompieron. Todavía hoy padecemos los males dejados por esos gobiernos desenfrenados y gobernantes dictatoriales.

Hoy, El Mañana sigue siendo un referente en la prensa nacional. Pocos medios tienen un legado histórico tan extenso como El Mañana, el periódico que llega a sus manos en cada edición impresa, y en los medios electrónicos.

En las páginas de El Mañana se han publicado desde bodas o quinceaños, noticias de la ciudad y los dos Laredos y algunas de las plumas más destacadas del país.

Todos, quienes trabajamos en El Mañana, le agradecemos que esté con nosotros. Que nos lea, que nos comparta su opinión, que nos rectifique, que nos ayude a enriquecer el diálogo. Podemos no estar de acuerdo, pero siempre defenderemos su derecho a manifestarlo.

Hacemos periodismo, es para lo que nacimos, es el legado que tenemos. Sin embargo, la última opinión, la que más importa, es la de usted.

El Mañana está vivo gracias a sus fieles lectores.