El Mañana

miércoles, 20 de noviembre de 2019

Oscar Leal
Aventuras del Mantarraya Oscar Leal

Presa de rancho

7 noviembre, 2019

Armar una aventura de pesca sobre una presa de rancho a mí en lo particular me prende, de primera mano si se compara contra una presa grande, gracias a sus dimensiones más pequeñas elevamos el porcentaje de capturas, por de foul encontrar el patrón de pesca resulta más fácil y divertido, gracias a que podemos encontrar estructuras con profundidades más estables y suelos mejor definidos con troncos hundidos, rocas y pendientes, que con el paso del tiempo, al no contar con corrientes subterráneas se preservaran por muchos años, formando un hábitat más estable y definido.
En resumen, en tiempos de calor, el pez grande tiende a permanecer en aguas profundas y sólo visita aguas templadas y poco profundas para comer por las mañanas y tardes antes del ocaso, en tiempos de frío el pez grande seguirá buscando aguas profundas donde la temperatura sea más estable y durante el día junto a los rayos del sol, se animara a buscar en zonas bajas su alimento, tan pronto lo consiga, una vez más se moverá a su lugar predilecto de reposo, donde pasara la mayor parte de las horas del día estático ahorrando toda la energía que pueda. Este patrón de comportamiento alimenticio, muy normal en los peces que habitan presas de ranchos, los hace tan predecibles que basta utilizar sólo tres tipos de señuelos; por la mañana si el viento esta calmo el señuelo ideal es uno de superficie (sara Spock, ranitas, spinner bait con propela de superficie) que nos permitan atacar brazos o riachuelos alejados del centro de la presa, cunetas y orillas profundas.
Arribando el mediodía dependiendo que tan templada esté el agua (menor temperatura el pez permanece mas estático) los señuelos de profundidad como el paletón es ideal para calar los fondos arenosos, plásticos en amarre Texas para atacar palizadas y pendientes; importante y conveniente recoger nuestro hilo de pesca muy lento; va a ser necesario pasar el señuelo lo más cerca posible de su boca para incitarlos a romper sus posturas estáticas, sus mordidas faltas de potencias van a estar encaminadas a sólo tragar el señuelo, esto nos debe poner en alerta a cualquier cambio de tensión sobre la línea de pesca, para realizar un strike que produzca un buen enganche antes de que el pez se dé cuenta del engaño y escupa el señuelo.
Por la tarde (una hora antes de que se oculte el sol), nos otorgan el beneficio de contar con aguas mas cálidas en superficies bajas, gracias al efecto de los rayos solares que las alimentaron para sumar calor y el efecto de la temperatura exterior atacando con frio las aguas bajas, esto motiva a los peces mas grades para salir de su reposo y visitar zonas bajas en busca de peces más activos y pequeños, aquí los señuelos que viajan de 3 a 6 pies de profundidad como el rattler-trap sobre suelo arenoso, spinner-bait para zonas con palizadas y plásticos como el senko en pendientes rocosas y con presencia de vegetación, ayudan a incitar a los peces a dar un buen mordisco.
Nunca pierdan la oportunidad de visitar una presa de rancho, sin lugar a dudas con o sin experiencia les brindará buenas capturas.
Cuéntame tú historia,
tu ya conoces la mía.
viajesdepesca@hotmail.com

Aventuras del Mantarraya Oscar Leal

Aguanieve