El Mañana

martes, 12 de noviembre de 2019

Israel Cruz Delgado
Finanzas a prueba de caos Israel Cruz Delgado

Que la hormiga no te quite el sueño

12 octubre, 2019

¡Saludos! Es un gusto poder estar contigo nuevamente estimado lector@. Te agradezco el tiempo invertido en leer esta columna. Hoy quiero compartir contigo sobre un problema importante que pocos… muy pocos logran identificar y sobre todo… controlar por sí solos, me refiero al gasto hormiga. Aprenderemos un poco de cómo controlar ese mal hábito financiero.

Quiero comentar e invitar a nuestras lectoras, a una serie de talleres de educación financiera que estamos impartiendo en el Instituto Municipal de la Mujer de Nuevo Laredo, el tema es “La mujer y sus finanzas” cada jueves de este mes de octubre del 2019. Más información a los teléfonos 713-5281 y 719-2160. Aprenderás importantes herramientas para el manejo eficiente de tus finanzas. Recuerda que puedes visitarnos en nuestra página de Facebook Finanzas a Prueba de Caos, escríbenos a educacionfinanciera.in@gmail.com

Ahora prepara tu café y comencemos…

Conociendo los gastos hormiga:

Los gastos hormiga son pequeños gastos que no son en realidad necesarios y que generalmente los hacemos de manera recurrente y casi inconsciente, ya que rara vez o nunca tenemos en cuenta su efecto en nuestras finanzas diarias. Ahora bien, los gastos hormiga son pequeñas sumas de dinero que gastamos en gustillos diarios o en cosas que no utilizamos. Sin embargo, por tratarse de gastos que son pequeñas sumas de dinero, generalmente no les prestamos ninguna atención y pasan prácticamente desapercibidos para nosotros. No obstante, los gastos hormiga pueden tener un efecto muy perjudicial en nuestro presupuesto, destruyen nuestra capacidad de ahorro y generalmente nos conducen a endeudarnos ya que el dinero, no nos alcanza para lo que realmente utilizamos.

Pues bien… comencemos a aprender un poco sobre este mal hábito financiero. Características:

• Son pequeñas sumas de dinero que a primera vista nos parecen irrelevantes (5, 10, 20, 100 pesos) tú ponle la cantidad.

• Se repiten constante, diaria o mensualmente.

• No los contabilizamos por lo que suelen pasar desapercibidos, porque al ser tan pequeñitos no le damos importancia.

• Son gastos perfectamente evitables o substituibles por opciones mejor planificadas.

• Al sumar los gastos hormiga, se obtiene una suma de dinero que puede ser muy importante. Si la ahorráramos podríamos mejorar nuestro equilibrio financiero o bien comprar otro bien o servicio que valoramos más.

Veamos un ejemplo… supongamos que sólo gastamos en un café diario, de lunes a viernes y digamos que gastamos 20 pesos diarios… a la semana serían 100 pesos, si lo multiplicas por 4 semanas por decir te dan 400 mensuales, ahora si lo multiplicas por 12 meses, te da la grandiosa cantidad de 4,800 pesos anuales… y estamos hablando de sólo un café.

¿Qué harías con ese dinero adicional, sin esperar al aguinaldo, el bono anual? Y aun así, ¿piensas que no puedes ahorrar?

Ejemplos de gastos hormiga:

• Comprar un café diariamente.

• Chicles. • Cigarrillos, etc…

• Golosinas y antojos.

• Almorzar, comer, cenar fuera.

• Propinas.

Cómo identificar a los gastos hormiga:

Para poder enfrentar a los gastos hormiga, lo primero que tenemos que hacer es identificarlos. Para lograrlo, debemos registrar (anotar en un papel) todos esos pequeños gastos que hacemos al día. Una vez identificados, sumamos todos los gastos y calculamos cuánto gastamos al mes… como te expliqué en líneas anteriores, cuando te des cuenta cuánto te gastas en cosas innecesarias… sugiero que estés sentado@, ¡porque lo vas a necesitar!

Cómo enfrentar los gastos hormiga:

Para lograr reducir los gastos hormiga no significa que jamás podemos darnos algún gusto y privarnos de los pequeños placeres que nos damos diariamente. Sabemos que pues al final todo ese esfuerzo diario que hacemos merece alguna gratificación. Lo que te quiero decir que ahora vas a tener que aprender a gastar con responsabilidad. Lo importante es identificar qué gastos valen la pena, cómo podríamos reemplazarlos por una alternativa más económica y eliminar todo aquello que realmente no es necesario. De esta forma podremos darle un mejor uso a nuestro dinero aprendiendo a identificar nuestras necesidades reales.

La idea es la siguiente, una vez que ya tenemos identificados podemos seguir las siguientes pautas de comportamiento para mejorar la administración de nuestros recursos:

• Registrar los gastos diarios, aunque sean pequeños.

• Planificar cómo gastaremos nuestro dinero durante el mes.

• Ponernos una meta de ahorro (por ejemplo, ahorrar 100 pesos al mes para hacer un viaje o pagar alguna deuda, o crear un fondo de emergencia).

• Separar un cierto monto de dinero para gastos misceláneos del mes (un 2% de nuestro salario, por ejemplo).

Estimado lector@ espero estos pequeños consejos los puedas poner en práctica, ahora bien, es sumamente importante que debes saber que… si tú esperas mayores bendiciones económicas por ley y principio divino necesitamos aprender a administrar los bienes que tenemos en la actualidad, muchos o pocos.

Las Escrituras nos advierten:

“Si son fieles en las cosas pequeñas, serán fieles en las grandes; pero si son deshonestos en las cosas pequeñas, no actuarán con honradez en las responsabilidades más grandes. Entonces, si no son confiables con las riquezas mundanas, ¿quién les confiará las verdaderas riquezas del cielo? Lucas 16:10-11 NTV.

Mayor bendición económica = Mayor responsabilidad financiera + Mayor capacidad de administración.

Hoy reitero a nuestras lectoras que llamen a InMujer y aprendan importantes herramientas para manejar sus finanzas familiares y personales.

¡Hasta pronto!

* Conferencista – Cultura Financiera

Email: educacionfinanciera.in@gmail.com

Instagram: finanzasapruebadecaos