El Mañana

miércoles, 21 de agosto de 2019

Mario Canales
Economía sin Fronteras Mario Canales

Qué pasa con el peso

8 agosto, 2019

En Nuevo Laredo y la Región, el tipo de cambio peso-dólar sí cuenta, y cuenta mucho.

Desde el precio de los útiles escolares hasta la tasa de interés de la deuda en dólares depende, en parte, por la cotización del peso mexicano. Y con base en esa premisa, de que el tipo de cambio es muy importante para el desarrollo económico de la frontera entre México y Estados Unidos, surge la siguiente reflexión: ¿qué pasa con el peso?

Promedio aproximado tipo de cambio a la venta, casa de cambio NLD:

• Mayo 2019: 18.70

• Junio 2019: 18.90

• Julio 2019: 18.80

Es imposible saber con absoluta certeza si el dólar va a subir o va a bajar. Pero, si es posible predecir los factores que más afectan su cotización. Por ejemplo, los datos anteriores revelan una realidad: hoy la cotización del peso mexicano se mueve más por los factores externos, que por los internos. Es claro que en junio, el peso sufrió una depreciación atribuible a la amenaza del Presidente Donald Trump de imponer ascendentes aranceles a todas las importaciones desde México. A partir del acuerdo migratorio, la amenaza cedió y mientras la relación bilateral se transforma, el peso mexicano recuperó terreno.

También, de inmediato, la guerra comercial entre Estados Unidos y China es otro gran factor. A partir de que el Presidente Trump anunció que en septiembre impondría un nuevo 10% de arancel sobre importaciones desde China con valor aproximado de $300 mil millones de dólares, en China devaluaron su moneda y detuvieron la compra de productos agrícolas. Todo, provocando una escalada de tensión que marca un punto de inflexión en este largo y exhaustivo proceso que impregna de incertidumbre el panorama mundial.

Al mismo tiempo, los movimientos de tasas de interés en Estados Unidos y próximamente en México influyen sobre la demanda y subsecuente cotización del peso mexicano. Mientras las tasas de retorno bajan en Estados Unidos, los capitales de inversión buscan rentabilidad en mercados emergentes, como México.

Y sí, es tentador buscar las variables que mueven al peso mexicano, pero de igual forma es relevante darle contexto a su cotización. El tipo de cambio no debe ser barómetro que mida los niveles de patriotismo o como un símbolo nacional. Tampoco es reflejo inmediato de las condiciones de la economía. Hay tantos factores que influyen sobre sus movimientos, que no hay una sola razón que encapsule todo su desarrollo.

Histórico Tipo de Cambio a la venta en casa de cambio NLD, aproximado:

• Agosto 11, 2016: 18.30

• Agosto 10, 2017: 17.40

• Agosto 9, 2018: 18.40

Hoy, en contexto, parece que el peso ha alcanzado su piso en los 18 x $1, mientras que el techo sigue definido en los 21 x $1 desde el clímax de incertidumbre por Donald Trump. En sintonía con la reflexión de la semana pasada, el tipo de cambio puesto en su debido contexto sí puede pintar un panorama con mayor nitidez sobre el rumbo de la economía.

La economía mexicana sufre una desaceleración, lo dijo el Secretario de Hacienda. Desaceleración que no es recesión ni crisis. Y reflejo de ello no sólo es el tipo de cambio, sino un conjunto de datos que así lo demuestran.

CC:

Dos meses desde el acuerdo migratorio entre Trump y AMLO. Dos meses que parecen dos años. Son tiempos históricos.

Twitter e Instagram: @economixs