El Mañana de Nuevo Laredo

Mauricio Belloc

Selva urbana

Mauricio Belloc

28 junio, 2020

Ratero de caricatura



Nos quedamos pobres en rateros, este pueblo padece de un chiquito de mente hasta para robarnos, Enrique…cido Rovas, a quien se le cayó el business del terreno del TWC junto al Centro Cultural, ahora quiere comprar el predio de ¡enseguida! y no en 1.5 millones de dólares, sino que en 3 toneles de cueros de rana, dizque para ¡mover el parque de beisbol del poniente! y añadirle un centro de convenciones que estará junto al citado Centro Cultural que se supone hace las veces de tal cosa.
A ver, estimados lectores, aquí les soltaremos las observaciones al voleo, al ahí se va, a como veo doy, nos referimos a todas las diarreas mentales de este tipo, sus barrabasadas tendientes a trincarse la feria de todos nosotros, con marranadas que tienen que ver con ese punto sureño de la ciudad.
Por burdo, por cínico, es que no pudo con el robo de 1.5 millones de dólares que pretendía al comprar un predio a un particular para regalárselo a ese mismo particular -son los mismos batos, el dueño y en quien caería tal donación-, nos referimos a lo del terreno para el “soñado” (por él y sus socios) World Trade Center, junto al Centro Cultural (CCNL).
Ahora quiere comprar en 3 millones de dólares el solar de enseguida, el que colinda con la parcela de los mismos vivales del WTC.
Vamos por partes, el CCNL lo hizo PP Suaves cuando fue alcachofa del pueblo, él buscó y encontró los terrenos allá al sur del Bulevar Colosio, el que ahora se insista en un centro de convenciones, un parque acuático y un estadio de beisbol, junto a ese elefante blanco (porque lo es), sólo despierta sospechas de algo viciado de origen, quitando prestanombres, contlapaches, achichincles, saldría el verdadero dueño de ese lugar.
¿De quién serán realmente esos terrenos tan ambicionados por este gobierno actual? ¿Por qué la terquedad de hacerse de ellos o más bien, de querer hacerle el negocio de su vida al dueño de los mismos?
Sin duda que todo esto es a consejo o insistencia del hombre oscuro que siempre ha estado atrás de la cortina, el tipo que maneja a Enrique…cido como su muñeco de teatro guiñol.
Así que piensa mal y acertarás.

DÉJATE DE ELONGADAS, ROVAS
¡Mover un parque de beisbol! construido por otro bandido también escaso de materia gris, eligiendo una superficie que se ubica allá junto al Reino Muy Muy Lejano de Shrek (y ahora de Fiona, también), lugar a donde -digámoslo con todas sus letras- el noble pueblo tiene miedo ir, cual si fuera esa zona oscura donde Scar quería que fuese Simba, en la película “El Rey León”.
Con todo respeto, ya déjate de babosadas Enrique, mejor promueve el deporte, mejor invierte el dinero de Nuevo Laredo en que la gente practique el beisbol en ese envidiable estadio, que nuestro pueblo ya tiene en el poniente.
Que la gente de aquel rumbo, vaya a los inmensos terrenos con instalaciones ya construidas, canchas de futbol soccer, baloncesto, volibol, fut rap, pista de atletismo, zona de caminar o hacer jogging, incluso un gran gimnasio techado, donde se pueden impartir clases gratis de box, artes marciales, manualidades, oficios, ¡lo que sea de provecho!

¿SIGUES MUELA?
Pero no, el caso es que este bato de Rovas Cuello, está empecinado -ordenado por su sensei bandido- en insistir en comprar tales terrenos junto al Centro Cultural (mugrero que aquél construyó), siguen tercos en que el Municipio compre a un particular, tan costosos solares, cuando que el Ayuntamiento tiene decenas o quizá cientos de hectáreas de predios propios, mismos que por ley le fueron donados por fraccionadores o empresarios, pues al adquirir grandes terrenos y erigir fraccionamientos habitacionales, parques industriales o gigantescos patios de líneas transportistas, los particulares están obligado a donar porciones a la ciudad.
El Ayuntamiento tiene mucha tierra de ese 10 por ciento que los grandes desarrolladores o terratenientes tienen que cederle para equipamiento urbano, reserva de área verdes o para lo que guste y mande el gobierno local, en que utilizarlos ya es cosa de la administración pública.
¿Por qué comprar a particulares, si se tiene tierra para aventar para arriba? Incluso se pueden realizar permutas, intercambios o alguna figura legal que le acomode a los dueños de tierras.
Supongamos en primera persona: “Yo Municipio, me interesan tales predios tuyos, así que a ti particular, te ofrezco de mis terrenos que tengo por toda la ciudad, tierras que pudieran ser de tu agrado, tal vez te propongo una extensión mucho mayor de superficie que el del lote tuyo que a mí me interesa, llegamos a un acuerdo, siempre realizado de cara al pueblo, exponiéndole todo a la ciudadanía ¡y san se acabó!”.
Pero no, quieren esos caprichosos solares, abajo del nivel del río, en zona inundable, área peligrosa, que no es buena ni para un maldito tecorucho, porque se puede mover el terreno y tragárselo, pues comprobado está que se ubica sobre amplios mantos freáticos, veneros, riachuelos subterráneos que buscan y conectan con el río Bravo.
Nadie en su sano juicio, nadie inteligente, conocedor de la materia, permitiría construir nada ahí, es tierra movediza, es hueca, no hay piso firme, es suelo falso, lleno de agua subterránea y con posibilidad de inundación severa, ¿qué construcción sólida aguantaría, qué cimentación pudiera erigirse ahí, sin estar siempre en peligro de derrumbe o daño total, definitivo?

OLVÍDATE DE PARQUES, RATA
Nuevo Laredo hoy con todo lo que vive, no necesita de parques acuáticos, realmente no, no tiene ni agua en las tomas domiciliarias, la Comapa no le asegura una gota de H2O a ningún ciudadano.
¿Centro de convenciones?, si no convences a nadie a venir a Nuevo Laredo, ¿no estás viendo la inseguridad galopante, porque ni tú, ni el gobernador pueden brindarle a nuestro pueblo, la tan anhelada paz y la deseada tranquilidad?
¿Mover el parque de beisbol? Déjalo donde está, el pueblo hoy quiere empleos mejor pagados, fuentes laborales para escoger, atracción de industria y empresas de gran calado, desea crecimiento en calles, agua potable, drenaje, banquetas, cordones, alumbrado público, máquinas de bomberos, ambulancias, desea consultorios médicos en los sitios más apartados, esos que no dan ni la Federación, ni el Estado.
Ni centro de convenciones, ni parque acuático, ni estadio de beis, ¡hey ratero!, déjate de jaladas y ponte a darle al pueblo lo que en verdad necesita.
Piensa en otra cosa para robarnos, ¿ya se te cayó el hospital general poniente, verdad? Se nos hace que la Federación ya les paró sus intenciones delincuenciales, viendo cómo están de paupérrimas las otras instalaciones existentes de la medicina pública, no cabe un hospital nuevo, cuando lo que hoy existe, lo tienes del asco.
Feliz domingo estimados lectores, no se dejen sorprender por robos disfrazados de obras tontas, por saqueó envuelto en imbéciles capiruchos mentales de este tipo y de su mentor, Nuevo Laredo necesita cosas en serio, que nuestro dinero se utilice lo mejor posible, qué parque ni qué ocho cuartos, ¿al centro de convenciones, le vamos a untar mayonesa y nos lo vamos a tragar todo el pueblo? ¿Y el estadio será con césped natural para así poder comérnoslo entre todos, ya que el pasto sintético ha de saber bien feo?

Más opiniones de
Mauricio Belloc

12 agosto, 2020

Que mencione a Cabeza

11 agosto, 2020

El Huachichompas

9 agosto, 2020

¿Rambos o Raterambos?

8 agosto, 2020

¿Robocop o robacopas?