El Mañana de Nuevo Laredo

Juan Manuel Oliva

Lluvia azul

Juan Manuel Oliva

7 marzo, 2020

Razonamiento



Entre tantas cosa que se dicen: hay
algo muy interesante que vale la pena analizar; se habla de un problema el
cual  realmente no representa tanta preocupación, porque sean del tamaño
que sean siempre tienen solución.

Todos traen su solución adherida al
reverso: si se quiere vivir sin ellos se debe sujetar el asunto a un estudio
tenaz y concienzudo; de tal manera que pronto se comprenderá lo fácil que es
prescindir de ellos.

En todos los casos: el problema es
solo (uno) las soluciones son mil, se dice popularmente  que existen mil y
una formas para solucionar un problema, lo cual significa que se tiene un
volumen enorme de modos para suprimirlos.

Todos vienen en diferente presentación:
como un regalo que te da la vida y que al encontrar la solución te da la
oportunidad de ser y crecer, al nivel que tú quieras.

Sin duda que la fórmula que inmuniza
contra el problema maligno es lo más difícil de encontrar: porque está en
nosotros, en nuestro yo interno, en nuestro carácter y cultura general
adquirida a través de los años… que solo espera nuestra decisión e ir a los
complejos que contienen nuestra información formativa interna individual, para
comenzar a encontrar las partes que integran al modo solucionador.

La inmensa mayoría de los problemas:
existe porque son generados por la inercia del carácter y el intelecto humano.

 Se acumulan grandes cantidades
de energía negativa que al no positivarse llega un momento en que esta ya no
permanece en uno sino que que es absorbida totalmente, por la tierra misma.

Toda la problemática generada por el
ser humano y transferida al mundo en que vivimos: llega un momento en que
provoca reacciones catastróficas que afectan la vida.

Es importante razonar sobre esto:
estudiar para discernir muy bien el exacto significado de las palabras
positivas-negativas ya que por ahí comienza, todo.

Se debe considerar más la frase
bíblica: ama a tu prójimo como a ti mismo, por la generación de energía
positiva que esto provoca.

La versión de que DIOS es amor: que no
solo es señalado bíblicamente, sino que está escrito en todas las cosas y
manifestado en toda la creación. La propia naturaleza señala inconfundible, la
certidumbre en este asunto.

El valor del razonamiento: se
debe de inculcar al niño por los maestros desde los primeros años de estudio y
así continuar hasta los últimos; ya que con este elemento bien desarrollado
puede cambiarse la visión para lo que realmente es bueno en nuestra vida.

Razonando lo que ves, lo que sientes,
lo que escuchas; permitirá que se desarrolle un sentimiento, de acuerdo a la
calidad del razonamiento.

La capacidad de razonar se encuentra
en todos los seres humanos: pero por alguna causa relacionada con el cultivo de
valores humanos, solo se desarrolla en algunos.

La problemática natural que surge de
la negatividad propia de los seres humanos: se puede convertir en soluciones… y
vivir desprovistos de ese flagelo.

Del razonamiento surge el
“discernimiento: valor aliado muy importante para detener a la negatividad, que
llega por ley natural y divina a los corazones atómicos, moleculares y
celulares del ser humano.

El razonamiento tiene gran poder en el
ser: pues con él se crece en todas las áreas, pero sobre todo en la capacidad
de resolver en el campo de la problemática maligna; la que destruye y deja al
ser humano sin posibilidades, la que mata sus sueños y a sí mismo.

PADRE NUESTRO QUE ESTÁS EN EL CIELO: gracias por
escucharnos, instruirnos y guiarnos. En Cristo Jesús nuestro salvador. Amén. Amén.
Amén.

Más opiniones de
Juan Manuel Oliva

21 marzo, 2020

Agresividad

22 febrero, 2020

Deseoso

15 febrero, 2020

Maestro

8 febrero, 2020

Ignorancias

30 septiembre, 2019

Somnolencia

7 abril, 2019

Limosnero

30 marzo, 2019

Lamentaciones