El Mañana

sábado, 24 de agosto de 2019

Los Redactores
Río Revuelto Los Redactores

Redadas

21 julio, 2019

No le quieren llamar “redadas” sino “operativos” de verificación donde si alguien resulta que su estatus legal es incierto, sea llamado; es decir, son redadas.

Estos “operativos” han provocado ausentismo laboral en gran parte del Valle de Texas, acentuándose un poco más en Brownsville y McAllen, lo que sólo es señal del pánico que existe por estas medidas.

En Laredo no se ha percibido aún el pánico en la misma proporción pues los “operativos” han sido más discretos, pero aún así afectan la tranquilidad relativa de la comunidad, pues al ser una ciudad fronteriza predominan las personas que laboran sin papeles del lado americano.

En algunas comunidades bajo amenaza de redadas contra migrantes han habido algunos daños colaterales, entre ellos la economía del lugar, pues la gente ante el temor de encontrarse en medio de una redada opta por no salir, lo que pega duro a los restaurantes y otros negocios, particularmente en los fines de semana.

Si algo tiene el mexicano -al igual que otros hispanos- es que son grandes consumidores de comidas y antojitos, lo que siempre implica una importante derrama.

De igual manera algunos negocios que contratan mano de obra indocumentada comienzan a tener problemas para completar sus labores, pues son empleos que no sólo les representan un ahorro, sino que quienes toman esas chambas, es gente trabajadora y muy productiva.

En Laredo un hombre se enfrentó a la Policía y en una de esas le pegó un tiro a uno de los oficiales que afortunadamente traía puesto su chaleco antibalas, pero este disparo fue suficiente para condenarlo por Intento de Asesinato Capital y Ataque Agravado contra un Oficial. Con esto tiene para permanecer un rato encerrado.

Toda la semana cruzar hacia el vecino país fue un tormento, regularmente las filas no eran tan extensas, pero sí demasiado lentas, pues podía uno pasar 15 minutos o más sin avanzar un solo auto en la línea.

Esto vino a coincidir con los regresos de migrantes en ambos puentes, que aunque no deberían afectar el uno al otro, sí ocurrieron de manera simultánea.

Aquí hay que diferenciar los fenómenos que ocurrieron, pues mientras algunos migrantes -como africanos y cubanos- iban y regresaban de territorio americano en un día, otros que cruzaron el río a nado y fueron detenidos por la Patrulla Fronteriza para posteriormente solicitar asilo, los enviaron de regreso a México para continuar aquí la espera de su solicitud de asilo político.