El Mañana

jueves, 17 de octubre de 2019

Sopa del Día
Artículo Sopa del Día

Regreso a la escuela, ¿estudiar para qué?

26 agosto, 2019

Si su hijo o hija le preguntan para qué tanto rollo con estudiar, aquí le presentamos algunos datos duros que le puedan servir.
De cada 100 estudiantes que entran a Primaria, sólo 53 se gradúan de la preparatoria y pueden aspirar a ingresar a educación superior, de acuerdo a los estudios del Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO).
El salario promedio de alguien que estudio la Preparatoria es de 6 mil 600 pesos, mientras que con licenciatura sube a 11 mil 467 pesos, de acuerdo al estudio 2019 de Compara Carreras.
“Entre mayor educación habrá mayores ingresos. La universidad es la etapa escolar que más aumenta el ingreso promedio en comparación al nivel educativo anterior”.
Aunque los beneficios económicos de la universidad han disminuido, aún son sustanciales, señala el IMCO. Un licenciado pasó de ganar, en promedio, 88 por ciento más que un bachiller en 2008, a 72 por ciento en 2018.
El nivel educativo de los mexicanos en el mercado laboral ha aumentado. Uno de cada cinco mexicanos en el mercado laboral concluyó la educación superior.
Estudiar una licenciatura reduce en 50 por ciento el riesgo de estar empleado en el sector informal respecto al bachillerato.
¿Cuáles son las cinco carreras profesionales mejor pagadas? En primer lugar está Medicina con $17 mil 449 pesos mensuales, le sigue Electrónica y automatización con $15,109, luego Ciencias ambientales con $14,320; después Mercadotécnia y publicidad con $13,765, y Negocios y comercio con $13,750 pesos.
La educación técnica superior puede ser una inversión rentable. Las carreras técnicas mejor pagadas ganan más que las carreras universitarias peor pagadas.
Entre las recomendaciones del IMCO se incluye que para que todos los mexicanos tengan acceso a educación, es urgente abrir nuevos espacios en preescolar y bachillerato.
Si se va a invertir en las universidades, su planeación debe considerar: Publicar estadísticas de seguimiento de egresados de educación superior, de manera periódica, por medio de un sistema homologado y transparente.
Fortalecer los mecanismos de vinculación con el sector productivo, para promover una mayor pertinencia de la oferta universitaria con las necesidades específicas de cada región.
Incentivar el desarrollo de planes de estudio y la ampliación de la matrícula de educación superior, basándose en evidencia sobre las habilidades sociales y laborales más demandadas por el mercado laboral.
También promueven fomentar la competencia entre instituciones educativas. Identificar planes de estudio pertinentes y valorados por el mercado laboral.
Finalmente, se debe incentivar a las instituciones a comprometerse con la empleabilidad de sus alumnos: el éxito de las universidades depende del éxito de sus estudiantes.
Si quiere más información puede revisar ComparaCarreras.org.
Buen día y feliz regreso a clases.