El Mañana

jueves, 27 de febrero de 2020

Mauricio Belloc
Con el Mazo Dando Mauricio Belloc

¿ROBAN MENOS LAS POLACAS?

22 enero, 2020

¿Adió? Que los tamaulipecos no vemos con malos ojitos pispiretos el que sea mujer la siguiente ejecutiva estatal. Que sea fémina, hembrita, transgénero, travestí, hermafrodita, lesbiana, gay ¡lo que sea!, pero ya de batos estamos hasta la madre, ya no más, basta de tantos ratas varones, tal y como estos últimos cinco. Estos monos traen uñas hasta en los sobacos. Pero volviendo al tema de las ñoras y las ñoritas, déjenos decirles que el estado no ha tenido una goberladrona.

140 MACHITOS

Desde que éramos Nuevo Santander (¿Eramos kimo sabay? si tú ni en los “esos” de tu papá te columpiabas en ese entonces), van 140 gobernadores de zapatitos azules y ninguna chica de balerinas rosas. ¿Así o más misóginos? Diríamos que 140 vivales, pero como no nos tocó enterarnos de sus raterías, ni tampoco las sentimos, ni sufrimos como ciudadanos residentes en aquellos entonces, pues no podemos jurar tal cosa de que eran ladrones. Pero de plano que “a como veo doy”, hoy mismo no metemos las baisas a la lumbre por ninguno de ellos del pasado, miren nada más como está uno que es de los estados más ricos en todo.

Y AHORA REZAMOS MÁS

Puro producto para caballero ha mangoneado en Tamaulipas (Tamaholipa, un topónimo huasteco, quiere decir; “lugar donde se reza mucho”). ¿Hoy nuestro estado Tamaholipa (“lugar donde ahora se reza mucho más, ¡Es más! todo el santo día oramos y cuanti más si tenemos a diario que salir a la calle a corretear la tortilla”) estará preparado para que llegue una dama a tomar las riendas?

¿MENOS PILLAS?

Y deje usted si estamos o no listos y aceptables para que nos gobierne una mujer (digo, porque con perdón de las damitas de la nueva horneada, así que digamos que muy santas, muy decentitas y bastante honradas, pues como que no, no todas ellas). No hemos visto gobernadoras cuerudas, pero sí en cargos más abajito y créanos, que hay una que otra alcachofa, senadora o diputada que no anduvieron muy distintas a los hombrecitos, por cuanto se refiere a los manoteos y las cuenta mochas y alegres.

HABRÍA QUE PROBAR

La única diferencia es que las de calcetitas fiuscia, traen las uñas pintaditas, en comparación de los señoritos de calcetines celestitos, que nada más las traen largas pelonas, si acaso con esmalte transparente, no se les vayan a despostillar de tanto rasguño. Pero, sí Tamaulipas requiere de un nuevo sexo en el poder. Incluso estamos tan desesperados que pudiera ser una extraterrestre, ¿Por qué no, un marciano? ¡O una marciana con tres chi… chicas cabezotas!, Gente de varias cabezas para que tengan muchos sesos y la piensen muy bien. Pero no para robar, sino para hacer el bien.

696 NUEVOS CASOS DE CÁNCER MAMA

Hablando de mujeres, de Tamaulipas y de Nuevo Laredo, rayamos en la vergüenza, acaba de decir la Secre Estatal de Salud, Gloria Molina Gamboa, que se han descubierto 696 nuevos casos de cáncer de mama en mujeres -también hay en varones- y nosotros en este rancho con un dizque hospital oncológico, un jacalón de mentiritas, que no sirve más que para ¡maldita sea la cosa! Hablamos de 696 nuevos casos, o sea ¡más los que ya había!

¿ES NETA?, ¡DEL NABO!

Sí, tenemos un nosocomio contra ese mal desgraciado, pero no tiene nada, ni madre. El director del mismo era un pillo mentiroso, que ni oncólogo era. Al parecer la licencia de la especialidad la obtuvo en la plaza Santo Domingo de la capital mexicana o le salió en una caja de cereal. Nuestro centro oncológico de Nuevo Laredo, es como el de Javidu, el marrano gobernador de Veracruz, que les daba agua destilada a los niños, en lugar de quimioterapias. Ojalá, le pedimos a Dios, que el cerdo jarocho se la esté pasando de terror en el fresco bote, con “El Uyuyuy”, “El Llorarás”, “El 14 Pulgadas” y “El Cuarta Y Jeme Con Cabeza De Gato Bodeguero”.

QUE MORIR DE GENTE

En promedio, cada año se pierden en el país 6 mil 644 vidas, son 553 por mes y 18 por día. En Tamaulipas, son aproximadamente 20 fallecimientos cada 30 días. Sí que es triste esta desgraciadez. Y pensar que el estado, que el goberladrón se hace wey con lo de dotar de hospitales especializado en la materia. En Nuevo Laredo el oncológico iba a ser de tres etapas, pero Egidio Torre Cantú se Evenfló todo el money.

VAMOS CON MADRE

En un gobierno que ni la salud, o al menos el combate a la enfermedad, no se lo puedes asegurar al ciudadano, sí que está súper jodida la cosa. Y si a eso le sumamos la educación de la fregada, con profesores convertidos en pobresores, sin paga, con sueldos de hambre y bien caciqueados, con escuelas sin docentes. Nuestro estado de Tamaulipas está para llorar. Mejor ya nos vamos, para no hacer corajes. Feliz miércoles.