El Mañana

lunes, 24 de junio de 2019

Los Redactores
Río Revuelto Los Redactores

Rumorología

7 febrero, 2019

Toda película de desastre -como “El día después de mañana”, “2012”, “Impacto profundo”, “Volcano”, “El Pico de Dante”, etcétera- comienza con el gobierno ignorando a uno o varios científicos que advierten de la catástrofe en puerta; y el escenario que se vivió en los últimos días en Chicago y sus alrededores conjugado con la rotunda negatoria de Trump para aceptar el fenómeno del Cambio Climático es para muchos comparable con la problemática antes mencionada.

Laredo no quedó exento del fenómeno de la caravana migrante, pues aunque se concentraron en el cruce de Piedras Negras-Eagle Pass, para aligerar el flujo de refugiados enviaron algunos a esta frontera -por el lado americano obviamente- y todos ellos ya con su asilo político fueron citados a cortes federales, según el lugar donde mencionaron que irían, pues la mayoría manifestó tener familiares en Estados Unidos.

Aquí la situación es que ya depende de cada migrante obtener los recursos para trasladarse a esos lugares, en el caso de algunos, sus familiares les enviaron un dinerito y ya hasta se fueron a lugares como San Antonio o Houston, donde ya los esperan; el resto está a merced de lo que puedan recibir de la caridad, pero no pueden salir a pedir en las calles.

Ver elementos antimotines en formación en la línea divisoria del Puente I -del lado americano- fue para muchos conductores una imagen alarmante y se prestó en algunos momentos a la especulación, se supone que no es algo tan serio, pues a pesar de lo drástico que pudiera verse, es parte del protocolo y no necesariamente los preparativos para contener algún amotinamiento migrante o algo por el estilo, al menos no por este puerto.

Según refieren las autoridades estadounidenses, esto mismo se realizó en los otros puentes de la frontera.

La especulación y la rumorología en estos casos crecen de forma exponencial conjugándose con el fenómeno del teléfono descompuesto y que al final es la receta del desastre, ayer, a pesar de que no había ninguna información oficial o en medios que siquiera pudiera sugerir remotamente un cierre, pero de boca en boca se alimentó el rumor de un cese de operaciones de los puentes, como es usual en estos casos, muchos lo dieron por hecho a pesar de que no lo supieron por una fuente confiable.

Realmente un cierre de puentes es algo muy raro, prácticamente sólo ocurre en el Día del Abrazo y es sólo por unas tres o cuatro horas en el Puente II; otras ocasiones en que de verdad se han cerrado todos los cruces internacionales de México con Estados Unidos -incluyendo los de Laredo- fueron durante el asesinato del agente de la DEA, Kiki Camarena, así como en el fatídico 9/11 cuando ocurrió el ataque de las Torres Gemelas.