El Mañana de Nuevo Laredo

Los Redactores

Río Revuelto

Los Redactores

22 septiembre, 2020

Se fue el Dr. Eloy Roche



El fin de semana se esperaba una gran afluencia en los parques con la reapertura de cuatro  espacios públicos, pero no ocurrió como se contemplaba, realmente acudió una cantidad relativamente baja de personas, aunque eso sí, esos pocos que fueron, lo hicieron con una total ausencia de medidas y ni se diga de vigilancia o restricciones de las autoridades.

Algunos atribuyen esa baja afluencia al temor de algunos y la conciencia de otros que consideran que aún no es momento de incorporar esa parte de la nueva normalidad.

Ayer regresaron a clases presenciales miles de niños y niñas laredenses a pesar de que las autoridades sanitarias locales no lo recomiendan e incluso temen un repunte de casos por esta medida.

Si bien en el caso de los niños y niñas -especialmente en edad escolar- tienen menores posibilidades de recaer o fallecer al contagiarse de Covid-19, sí son un factor de contagio muy importante, pues su carga viral es tres veces mayor que la de los adultos y por ende al ser portadores -aunque no muestren síntomas ni recaídas- sí generan una gran dispersión y por ende contagio, principalmente entre sus familiares.

Obviamente, en Laredo y el resto de Texas hay aún muchos que coinciden en que aún no es tiempo de regresar a clases presenciales, pues en la noción colectiva, es lo último que se debe reactivar, básicamente cuando el riesgo de contagio en verdad sea mínimo o en su defecto, que esté disponible ya una vacuna para distribuir entre la población.

Algo que hay que entender en el tenor del avance en las fases o semáforos en el sentido de una reapertura parcial y gradual, es que va encaminada a una recuperación económica y no de la vida social aún, siendo vital mantener en la medida de lo posible, las actividades en el orden de lo esencial, es decir, que no es momento de fiestas y mucho menos de andar sin las medidas básicas, pues la disciplina en este sentido se ha visto mucho más relajada recientemente.

Comienza el otoño y con esto el peligro de un repunte en casos de Covid-19, pues el descenso en las temperaturas que se irán agudizando en noviembre y diciembre, pues si la problemática del coronavirus fue tan complicada a pesar de que la pandemia nos llegó en primavera y verano, el hecho de que se acerque la verdadera temporada en que naturalmente se registra la mayor cantidad  de problemas respiratorios, representa una gran amenaza para la población, incluso la comunidad médica lo ha advertido.

La despedida del médico Eloy Roche fue una muestra del impacto que tenía en la sociedad, decenas de personas se reunieron al exterior de su consultorio para llevarle ofrendas florales y realizarle un homenaje a quien salvó la vida de muchos neolaredenses.
Fueron aplausos, oraciones, llanto y flores las que definieron esa ceremonia al aire libre en la esquina de Perú y Leandro Valle, ese edificio verde en donde atendió a tantas personas a través de los años, que ayer en señal de agradecimiento, le realizaron ese homenaje y muestras de cariño que revelaron el importante papel que tenía en la comunidad y el aprecio que ésta le tenía.

Más opiniones de
Los Redactores

28 octubre, 2020

El frío es dinero

27 octubre, 2020

Reinfectados en Laredo

25 octubre, 2020

AMLO en NLD

22 octubre, 2020

Una visita presidencial