El Mañana

miércoles, 26 de junio de 2019

Los Redactores
Río Revuelto Los Redactores

Se fueron los africanos…

7 junio, 2019

Así como llegaron se fueron los africanos, tal vez no todos, pero sí un grupo numeroso.

Por meses estuvieron varados los migrantes de África, era imposible no percatarse de su presencia, pues se veían en cruceros de toda la ciudad limpiando vidrios con Windex, en las plazas haciendo trenzas y en cualquier rincón de Nuevo Laredo, pero de la noche a la mañana desaparecieron en silencio.

No se trató de nada maligno, al contrario, resulta que luego de meses de estar esperando que les otorgaran asilo político en Estados Unidos, repentinamente se fue un grupo numeroso que continuará el proceso de su estatus migratorio ya en territorio norteamericano.

Ahora los cubanos dicen que se les da preferencia a los africanos; para esto hay que recordar que prácticamente durante todo este tiempo hubo algunas fricciones.

De esta manera se cierra otro capítulo en la historia de Nuevo Laredo en el tenor migratorio, seguramente se llevaron una experiencia agridulce de los neolaredenses, pues mientras hubo ciudadanos muy solidarios que apoyaban en la medida de lo posible, también pasaron momentos muy difíciles en los albergues sobrepoblados, muchos de ellos viviendo en casas de campaña improvisadas en los patios, otros que ni siquiera alcanzaban a entrar debían conformarse con poner una lona sobre la banqueta.

Lamentablemente también hubo un considerable segmento de la población que manifestó su rechazo a la comunidad migrante, esto a pesar de que una gran parte de Nuevo Laredo se conforma por personas no nativas, tal vez no de África, pero sí del interior del país y también de Sudamérica; que ante el estricto significado, son también migrantes.

En algún momento en la ciudad predominaban los veracruzanos, posteriormente se vieron grupos numerosos de San Luis Potosí y otras entidades, eventualmente se fue diversificando aún más hasta llegar a la situación actual.

Estos fenómenos migratorios se dividen en varias situaciones, pues algunos llegan con la firme intención de hacer una vida en Nuevo Laredo, mientras que otros son deportados o fallan en su intento de cruzar y terminan quedándose aquí. Al final, muy pocos pueden decir que son neolaredenses de varias generaciones, pues la mayoría tienen sus orígenes en otros lugares; pero esto le da una riqueza cultural a la ciudad.

Sólo hacía falta que circulara una nota que volteara los reflectores hacia el médico Rodríguez Balderas para que se destaparan muchos otros casos que siguen llegando cada día a esta redacción.

Son muchas las quejas por negligencia y malos tratos del doctor que funge como oncólogo aunque en realidad no esté certificado para ello, cada testimonio más desgarrador que el anterior, uno de los más recientes es el caso de Alejandrina, a quien le amputaron un seno -mastectomía- de manera innecesaria, pues este médico le diagnosticó cáncer de mama cuando en realidad era un tumor benigno.