El Mañana

jueves, 17 de octubre de 2019

Ernesto Hernández Alarcón
Any Given Sunday Ernesto Hernández Alarcón

Semana 4

21 septiembre, 2019

Miami vs. Dallas
Tardaremos otra semana más para poder vislumbrar el verdadero poderío de los Vaqueros. Reciben en la comodidad de su casa a los Delfines, sin duda alguna el peor equipo de la liga, ahora comandados por Josh Rosen; y en donde ya es evidente un “motín a bordo”. Minkah Fitzpatrick, uno de sus jugadores más sólidos, fue canjeado en días recientes a Pittsburgh. El equipo de la estrella solitaria también prescindió de los servicios de Taco Charlton, defensivo que fue una primera selección colegial. Lamentable situación del equipo de la Florida, y una coyuntura ideal para Dak Prescott y compañía para seguir liderando su división y mantener el invicto. Vaqueros 35 Delfines 6.
Green Bay vs. Denver
La defensiva de los Empacadores está jugando a un excelente nivel. Contra los Vikingos levantó la mano en el momento adecuado con una intercepción a Kirk Cousins, la cual selló el destino del partido. Denver, por su parte, perdió un cotejo que tenían en el bolsillo, lo cual les significó una dolorosa derrota en casa. Aarón Rodgers y sus Packers lucen favoritos en un duelo que se tornará defensivo y que al final se podría definir gracias a alguna genialidad del “capitán”. Asimismo, si los Broncos no logran la victoria y se van con un record 0-3, sus aspiraciones de calificación estarían pendientes de un hilo. Empacadores 18 Denver 10.
Tampa Bay vs. NY Gigantes
Por fin la era de Eli Manning ha llegado a su fin en Nueva York. Algunos lo aplauden, otros lo observaron con escepticismo y crítica. Sin duda los problemas de los Gigantes no son la culpa o responsabilidad de Eli al cien por ciento, pero en lo personal, estoy convencido que un alto porcentaje apuntaba hacia su persona. Los Gigantes no iban a ser mejores bajo su conducción, es una realidad (desde que ganó su último Super Bowl, es el mariscal de campo con más pérdidas de balón) y aunque la decisión de Pat Shurmur pareciera precipitada o con ausencia de la formalidad del caso, empezar a probar a Daniel Jones era ya fundamental y prioritario. Bucaneros vienen de vencer a Carolina a domicilio, gracias en gran medida a una defensiva de presión eficiente, y jugando en casa contra un conjunto tan vulnerable y en transición como los Giants, sin duda son amplios favoritos. Bucaneros 24 Gigantes 13.
Chicago vs. Washington
Chicago, un equipo emblemático, histórico, defensivo en su ADN, nunca ha tenido un mariscal de campo de alto nivel en los últimos cuarenta años, llámese Jim McMahon, Jay Cutler, Rex Grossman, et al. Muchos aficionados de los Osos estaban esperanzados que finalmente Mitchell Trubisky fuera el mesías, el elegido para tal posición. Desafortunadamente, su desempeño hasta esta jornada ha levantado más cuestionamientos que aciertos. Si los Osos no hubieran ganado casi milagrosamente contra Denver la semana pasada, este joven pasador estaría en la “silla caliente”. Su talento, aparentemente existe, la duda es su manera de manejar la presión. Washington debe esperar un buen día de Adrián Peterson, Case Keenum y su defensiva; en lo personal, considero que el equipo capitalino es más capaz que lo que hasta este momento ha demostrado. Esperemos un juego cerrado. Pieles Rojas 13 Osos 10.
Baltimore vs. Kansas City
Este cotejo, uno de los más atractivos de la semana, será un auténtico termómetro para medir el nivel de los Cuervos. El duelo entre Lamar Jackson y Patrick Mahomes por sí solo ya justifica el boleto, el nuevo modelo de mariscal de campo de la NFL. La defensiva de Baltimore, en especial su línea, se enfrenta a la impresionante ofensiva impresionante de los Jefes. Un punto importante a observar, el desarrollo de la defensa de Kansas City, ahora en manos de Steve Spagnuolo. Jefes 28 Cuervos 24.
Pittsburgh vs. San Francisco
Un arranque accidentado de la temporada, en especial por las lesiones de varios mariscales de campo: Nick Foles de Jacksonville, Drew Brees de Nueva Orleáns, Sam Darnold de los Jets. No obstante, la más sensible y determinante ha sido la de Ben Rothlisberger, de los Acereros, quien se perderá toda la campaña. ¿Quién iba a decir que la terrible “triple B” del conjunto de la Cortina de Acero se iba a desmantelar tan abruptamente? Este encuentro tendrá como foco de atención a Mason Rudolph, quien tomará el lugar del “Big Ben” y por supuesto, al esquinero Minkah Fitzpatrick, recién llegado de Miami, para fortalecer a una defensiva hasta ahora vapuleada por Patriotas y por los Halcones Marinos. San Francisco ha estado corriendo en forma eficiente el balón, y la línea ofensiva de los Acereros es una de las mejores del circuito, así que me parece que tendremos u juego d pocos puntos y que se definirá en las trincheras. 49´s 18 Acereros 15.