El Mañana

viernes, 27 de marzo de 2020

Los Redactores
Río Revuelto Los Redactores

*Siguen los cierres*

24 febrero, 2020

*La clausura* de negocios en la ciudad no ha cesado y de
nueva cuenta los dueños de restaurantes y bares quedan entre el temor y la
incertidumbre de que esto pueda continuar.

El problema que plantean con frecuencia los dueños de los
establecimientos no es que se realicen inspecciones, sino que por nimiedades se
clausuren las actividades de un negocio y que además se haga con un uso
excesivo de la fuerza pública.

Un caso que ejemplificó lo anterior fue el restaurante de
comida argentina ubicado en la avenida Reforma, que fue cerrado por no tener el
permiso a la vista, algo que a opinión de muchos no ameritaba más que pedirles
que al día siguiente cubrieran con el requisito, pero en su lugar fue cerrado la
noche del 14 de febrero mientras tenían el lugar lleno de parejas cenando,
todas esas personas vieron interrumpidos abruptamente sus planes del Día del
Amor y la Amistad al ser desalojados mientras el lugar estaba rodeado por
decenas de militares y Policía Estatal.

Este fin de semana tocó a otro restaurante por la calle
Reynosa, casi esquina con Paseo Colón, así como otro lugar por la calle 15 de
septiembre, según trasciende, también por pequeñeces.

Obviamente que ningún dueño va a manifestar en contra de la
ilegalidad, como en este caso las inspecciones, pero sí de las formas de
ejecutar la ley.

*La participación* de Enrique Rivas en el desfile -en el
lado americano- posterior a la ceremonia del Abrazo se convirtió
instantáneamente en un ‘meme’ muy crítico luego de que su imagen a bordo de un
convertible saludando a la gente se contrastara con el hecho de que en Nuevo
Laredo, la ciudad que representa, nunca se le ve haciendo eso.

Como dicen “entre broma y broma, la verdad se asoma”, la
crítica a su persona fue motivo de burla en redes sociales, pero con una
realidad.

En Nuevo Laredo siempre se traslada en camioneta blindada y
resguardado por un contingente numeroso. Aunado a esto, en Nuevo Laredo no se
pasea -ni se paseará- en un desfile, pues se expone a los abucheos, aunque en
el lado americano tampoco quiere decir que lo quieran, simplemente que muchos
de los laredenses son ajenos a él.