El Mañana de Nuevo Laredo

Los Redactores

Río Revuelto

Los Redactores

19 mayo, 2020

¿Sin cruzar indefinidamente?



Toda la expectativa ha estado sobre la apertura de los puentes internacionales que tenía como fecha tentativa este 20 de mayo, algo que ha provocado que más de uno diga que ese mismo fin de semana, incluso el día que todos consideran será de la apertura, se enfilen a Laredo para hacer algunas compras, luego de un largo periodo en el que se restringió el paso a los mexicanos con visa de turista.

Por otro lado, ayer cobró fuerza el tema de la posibilidad de extender esa restricción al menos hasta el 30 de junio y después se mencionó que de manera indefinida, cuando la mayoría se encontraba con “changuitos” deseando que no ocurriera, aun y cuando todo indicaba que la situación seguiría así por largo tiempo.

Todas estas noticias cayeron como balde de agua fría principalmente a los comerciantes del centro de Laredo, quienes tradicionalmente han dependido de los mexicanos con visas de turista para sostener sus ventas, que para colmo, aunque se reabrieran los puentes hoy a este segmento, se enfrentarían al desánimo de un dólar caro y el hecho de que los regiomontanos, coahuilenses y de otros estados del interior que habitualmente conforman la mayoría de los cruces, aún no pueden salir de sus entidades.

Al final, tiene el argumento de que no existen las condiciones para la reapertura de los cruces internacionales a la forma habitual y de alguna manera pareciera ser correcto, pero hay que recordar que esa medida sólo se aplica de los estadounidenses a los mexicanos y no al revés, pues los ciudadanos americanos pueden cruzar todos los días entre los dos países sin problema alguno.

Esta última parte invalida de alguna manera el filtro sanitario, pero en este caso los mexicanos son una población cautiva, pero a su vez expuesta a los estadounidenses que aunque vivan del lado mexicano, al ir y venir del país que hoy es el epicentro mundial en contagios de Covid-19, se expone a los ciudadanos de ambos países.

No se trata de realizar divisionismos ni promover discriminación entre nacionalidades, pero si tomamos en cuenta el ejemplo de otros países que acordaron cerrar sus fronteras, entre esos entendimientos mutuos o bilaterales, estaba el que cada país mantendría a su población cautiva durante el periodo crítico de la contingencia y de alguna manera les trajo resultados.

A la posible restricción indefinida de cruces internacionales para mexicanos con visa de turista y otras medidas se suma el concepto de la “nueva normalidad” que amenaza también con carácter de indefinido de llevar una vida distinta a la acostumbrada, algunos medios afirman que dentro de ese panorama un 60 por ciento de las empresas continuarían en “home office” y que todo evento multitudinario podría no ser igual o simplemente “no existir” por un tiempo.

Más opiniones de
Los Redactores