El Mañana de Nuevo Laredo

Catón

De política y cosas peores

Catón

19 julio, 2020

Su día de suerte



El cuento que sirve de prefación o exordio a la columna de hoy no es de color subido: es de subidísimo color. Lo leyó doña Tebaida Tridua, presidenta ad vitam interina de la Pía Sociedad de Sociedades Pías, y rodó al suelo poseída por un espasmo de los que la ciencia médica conoce como “cínicos” o “caninos”, movimientos convulsivos acompañados por una risa sardónica. Las personas que no quieran arriesgarse a sufrir tan penoso insulto deben evitar poner los ojos en esta impudente badomía… Afrodisio Pitongo, hombre dado a menesteres de libídine, yacía en decúbito prono -bocabajo, de panza, para decirlo en términos más gráficos- en una cama de hospital. Tenía tremendas laceraciones y equimosis en la región llamada glútea, que es aquella donde la espalda pierde su muy honesto nombre. Lo visitó un amigo, y Pitongo le dijo: “Ayer tuve el accidente que me trajo aquí. Fue mi día de suerte”. El visitante se asombró: “¿Cómo puedes decir que fue de suerte el día en que sufriste el accidente que te hizo puré las nalgas?”. “Te contaré -narró Afrodisio-. Estaba yo haciendo el amor con una dama cuando se desprendió el enorme candelabro que colgaba del techo, y me cayó ahí donde tú dices. Fue mi día de suerte. Un minuto antes y me habría caído en la cabeza”. (No le entendí)… Bragueto cortejaba a Dulcilí, muchacha de familia rica y costumbres puritanas. Un amigo le advirtió: “Si te casas con ella tendrás que quitarte de fumar, de beber, de andar con mujeres”. “Es cierto -reconoció Bragueto-. Pero si no me caso con ella tendré que quitarme de comer”… Don Languidio comentó en tono pesaroso: “Los años tratan mejor al sexo llamado equivocadamente ‘débil’ que al sexo nombrado ‘fuerte’ con equivocación mayor. Yo perdí mis impulsos de erotismo, y al mismo tiempo a mi esposa se le quitaron aquellos dolores de cabeza que le daban todas las noches”… FIN.

Más opiniones de
Catón

24 septiembre, 2020

¿Cree en el más allá?

23 septiembre, 2020

Mirador

22 septiembre, 2020

El pulpo músico

20 septiembre, 2020

Me habría gustado conocer…

19 septiembre, 2020

Tener esperanza