El Mañana

miércoles, 21 de agosto de 2019

Los Redactores
Río Revuelto Los Redactores

Tercer lugar

9 abril, 2019

La visita de René Juvenal Bejarano a Nuevo Laredo -además de sus reuniones con el Movimiento Nacional por la Esperanza- resaltó por su adelanto de que se reuniría anoche con Carlos Canturosas en Laredo, Texas, con el fin de hablar, entre otras cosas, de la persecución política que presuntamente se ejerce contra el exalcalde neolaredense.

En el argot de la política el “timing” es esencial, pues curiosamente ahora que Carmenlilia Canturosas en Morena con una diputación plurinominal prácticamente amarrada es -según analistas- una “amenaza” para los panistas en la próxima contienda; pues es justo cuando le llegan ataques por todos lados.

Uno de esos ataques viene del propio hijo del periodista asesinado Carlos Domínguez, quien fue severamente criticado en redes sociales por mezclar erróneamente a Carmenlilia en este asunto, pues fue interpretado por muchos como una acción que ni siquiera surge de su iniciativa, sino motivado por los intereses del gobierno estatal, que es el que se señala como interesado en afectar a Canturosas.

Se trata de un video en el que Domínguez Jr. da lectura a una carta en la que asegura es su opinión respecto a la nominación de Carmenlilia en Morena y hace atrevidos señalamientos contra su hermano el exalcalde; en los comentarios de ese video los comentarios se inclinan a cuestionar que esté emitiendo esa opinión ahora, contra una persona ajena al caso del asesinato de su padre, además de que algunos se aventuran a mencionar que su búsqueda de justicia se desvirtúa desde el momento en que se impregna del tinte político, particularmente cuando su inclinación al partido azul es tan marcada.

Con la novedad de que el SAT exhibió a los Ayuntamientos del país que recurren a empresas factureras o “simuladoras” de operaciones para justificar montos millonarios… y adivinen quién está en tercer lugar nacional; el original y campeón Nuevo Laredo, Tamaulipas, con operaciones por al menos 19.1 millones de pesos, claro que puede ser -y seguramente lo es- mucho más.

Aquí el SAT señala por estrados a contribuyentes vinculados al Artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación por ser Empresas que Facturan Operaciones Simuladas (las llamadas EFOS), así como las facturas que expidieron a Empresas que Deducen Operaciones Simuladas (EDOS).

Según los análisis de medios nacionales y de la plataforma EfosMx, publicada por el propio SAT, las empresas simuladoras habrían expedido facturas a 338 municipios.