El Mañana de Nuevo Laredo

Padre Leonardo López Guajardo

Compartiendo Opiniones

Padre Leonardo López Guajardo

13 mayo, 2020

Teziutlán, Puebla



Nunca había oído hablar de esta población. Pero hace unos días, en un importante portal de noticias, se publicó la siguiente noticia:

“Por medio de un grupo de ventas en Facebook, llamado ‘Mercado Libre Teziutlán’, una usuaria de nombre Renata ‘N’ puso a la venta a su bebé, con el siguiente mensaje:

“‘Vendo a mi hija, no puedo mantenerla. Mi marido se fue con otra mujer y me dejó a la bebé el desgraciado y yo no quiero a ningún niño. Yo quiero vivir todavía mi vida, yo soy bien joven para mantener chamacos que no quiero. Mínimo 90 mil pesos’.

“Además, detalló que la recién nacida ‘chilla poco’ y la está vendiendo ‘bien barata’, al tiempo que adjuntó una fotografía de la pequeña”.

Las reacciones ante este mensaje fueron previsibles. Y, aunque el evento pueda parecernos rechazable, no me cabe la menor duda de que, a menor escala, se repite entre nosotros más de lo que quisiéramos.

En esta crisis, nos encontramos padres que ya no soportan a sus hijos… e hijos que ya no soportan a sus padres. Y, como si esto no fuera suficiente, renunciamos con mucha facilidad a nuestras responsabilidades, como este hombre -el más culpable de esta historia-, y como la mujer que, agobiada por su futuro y por su presente, renuncia a su responsabilidad a cambio de una compensación que ella juzga pequeña. No es fácil comprender cuáles fueron los factores (la insensibilidad de su círculo cercano), que la hayan orillado a semejante decisión.

También la incertidumbre ante las crisis que estamos viviendo, ha influido en nuestra manera de comportarnos con nuestra familia. Hay quienes señalan que las agresiones en contra de las mujeres van en aumento. Es fácil perder el control en momentos como estos.

El pasado 2 de mayo, el Papa dijo lo siguiente:

“Un momento de crisis es un momento de elección, es un momento que nos pone frente a las decisiones que tenemos que tomar. Todos en la vida hemos tenido y tendremos momentos de crisis. Crisis familiares, crisis matrimoniales, crisis sociales, crisis en el trabajo, muchas crisis… También esta pandemia es un momento de crisis social.

“Esto nos ayuda a todos a vivir los momentos de crisis. En mi tierra hay un dicho que dice: ‘No cambies de caballo en medio del río’. En tiempos de crisis, hay que ser muy firmes en la convicción de la fe. Los que se fueron, ‘cambiaron de caballo’, buscaron otro maestro que no fuera tan ‘duro’, como le decían a él. En tiempos de crisis tenemos la perseverancia, el silencio; quedarse donde estamos, parados. Este no es el momento de hacer cambios. Es el momento de la fidelidad, de la fidelidad a Dios, de la fidelidad a las cosas (decisiones) que hemos tomado antes. Y también, es el momento de la conversión porque esta fidelidad nos inspirará algunos cambios para bien, no para alejarnos del bien.

“Momentos de paz y momentos de crisis. Los cristianos debemos aprender a manejar ambos. Los dos. Algún padre espiritual dice que el momento de crisis es como atravesar el fuego para fortalecerse. Que el Señor nos envíe al Espíritu Santo para saber resistir a las tentaciones en tiempos de crisis, para saber ser fieles a las primeras palabras, con la esperanza de vivir después los momentos de paz. Pensemos en nuestras crisis: crisis familiares, crisis de vecindario, crisis en el trabajo, crisis sociales en el mundo, en el país… Muchas crisis, muchas crisis.

Que el Señor nos dé la fuerza, en los momentos de crisis, de no vender la fe”.

Pero en ello, como siempre, usted tiene la última palabra.

[email protected]

Más opiniones de
Padre Leonardo López Guajardo

8 julio, 2020

El mensaje

1 julio, 2020

Prejuicios

24 junio, 2020

Incertidumbre

17 junio, 2020

Una historia a recordar

10 junio, 2020

Los recuerdos de un hijo

3 junio, 2020

¿Río revuelto?

27 mayo, 2020

Respeto