El Mañana

viernes, 06 de diciembre de 2019

Mauricio Belloc
Con el Mazo Dando Mauricio Belloc

THE SAME SHIT

29 abril, 2019

Se esconde el pueblo a los candidotes a diputeibols rancheros, por igual, a todos les huyen, a los de todos los partidos, sin excepción, la raza está harta de lo mismo y se encierra a cal y canto, a piedra y lodo. Corre la voz en redes sociales, entre la parentela y los grupos de cuates, para saber dónde andarán estás monsergas y así sacarles la vuelta. Porque lamentablemente, todos son lo “mesmo”. Y ni hablar, la historia le da la razón al respetable ciudadano, así lo dice, lo afirma, lo confirma y lo reafirma. ¿O no mi gente?

15 DIAS CON HOY

Con este san lunes se cumplen 15 de 45 días de campaña, va apenas un tercio, resta todo un largo un mes, 30 días, para que estas monas emancipadas y changos desencadenados, pululen por doquier, correteando la tortilla. Y ni modo, esta es la democracia bendita, que muchos pueblos y países no tienen. Por acá en nuestro ejido, andan 26 tiradores, buscan un hueso para los tres próximos años. Y ni pex, hay que votar por uno de ellos, de eso no hay duda, ni debe haberla, todos tenemos que salir a votar.

A VER SI MEDIO LEVANTAN

El ánimo del pueblo hacia las campañas y respecto a los aspirantes, es la muy esperada y lógica, de asco, o casi. Al menos sí de ninguneo, de fastidio y un tanto de desaprobación. En la colonia Palacios este sábado, vimos cómo las cuadras estaban solas y una de las candidotas del PRI y toda su ralea caminaban la legua, sin que nadie los peleara. Tocaban puertas y nadie salía -incluso en la casa en la que estábamos de visita-, esto es así. Pero restan buenos 30 días, digo, ahí más o menos, como para que le suban de tono. Para que intenten que la raza los pele, que nuestra gente pueda más o menos creerles algo.

PERO HAY QUE VOTAR

Sin embargo y pese a todo eso, hay que votar, por quien sea, sólo que no sean los candidotes de sus alcachofa y su goberladrón, porque no queremos que aprueben sus cuentas y se vayan archi millonarios, con las alforjas llenas ¿verdad? Que al menos otros diputados de otros partidos, menos del que detenta el poder estatal y burricipal, les metan un sustito, en el sentido de que les van a mandar al fresco bote, ¿no creen, estimado lectores?

“EL FIN DEL MUNDO”

Este viernes que coincidió que no hubo agua, tampoco electricidad y ni señal de telefonía celular, en buena parte del rancho, la ocasión estuvo de peluche para que la gente en el rancho practicase la comunicación interpersonal, la “de antes”, la de cara a cara y la de grupo. Pero la dejamos pasar. Sin internet, sin ciber espacio, sin agua para bañarnos y salir a pachanguearla, era tiempo que ni pintado para volver a “los arcaicos” 1970, 1980 y 1990. Donde la gente se comunicaba una a otra, ¡En persona!, sin tecnología, directo.

OPORTUNIDAD CALVA

Era como para agarrar un buen libro (decir eso es una babosada, porque NO hay ninguna obra mala, todos nos enseñan bastante) y darle rienda a la imaginación y al conocimiento. El viernes estuvo de pelos, como para sacar las mecedoras en la cuadra (dijo el buen César Johnson Villarreal) y comadrear entre los vecinos. Incluso charlar entre la misma familia, juntarse, ponerse de acordeón de que se está haciendo bien y en qué la estamos regando, tanto en sus vidas individuales, como también en su papel de clan, como primer núcleo social, o sea, la family. ¡Pero no! La ocasión paso por boba, como en el juego de damas. Los Millennians se sentían morir,

PARIR CUATES LOS MILLENNIALS

Pero lo que pudimos ver, la enseñanza que no dejó este viernes en Nuevo Laredo, es que la generación de los que hoy tienen entre 3 y 36 años de edad) se sintió perdida, querían morirse, estaban como encuerados, desnudos, indefensos, expuestos como que no eran de este mundo, o que no lo merecían. Como que lo que estaba ocurriendo era una pesadilla, sin luz, sin internet, sin servicio en el teléfono inteligente, sin agua para bañarse y largarse a un lado más tecnológico. Estaban que se morían y se compadecían de sus pobres padres y abuelos. “Que vida tan perra vivieron mis viejos”, pensaron. (Si supieran los muy zonzos, que nadie vivió mejor que los que vivimos las generaciones anteriores a estas últimas, antes de esta perra revolución del Silicon Valley).

Y LA GENTE ESCAPA AL MONTE

¿Por qué el deporte de Eco Aventura, porque el montañismo, el ciclismo a cielo abierto, la visita a bio parques, el trajinar en terracería, porque él irse a pescar, a cazar (en lo personal, no estamos de acuerdo con esto último), pues porque deseamos nuestro retorno a la naturaleza, a lo básico, a lo simple, a lo “cero tecnología”. Pero los muchachitos de ahora, esclavizados a un aparato ¡o a varios!, no lo entienden, ni lo comprenderán ¡Jamás!, ni viendo las películas del cine de oro, para más o menos enterarse de cómo es que era la vida antes, sí, antes “de que estuviéramos Very High o con madre, en el super hiper ciber espacio”.