El Mañana de Nuevo Laredo

Paloma Bello

Apuntes desde mi Casa

Paloma Bello

2 agosto, 2020

Tiempo de sobra



Entre las restricciones que demanda el actual protocolo de Salud, tal vez la más provechosa, en muchos sentidos, haya sido la del confinamiento en casa.
Al principio, las personas que no estaban acostumbradas a permanecer tanto tiempo en la tranquilidad del hogar, comenzaron a manifestar diferentes tipos de emociones: mal humor, histerismo, depresión, hipocondría y otras sintomatologías nerviosas.
Superada esa fase, vino la de los deseos de superación. Todo el mundo quería: devorar los libros que no había leído, aprender un nuevo idioma o algún instrumento musical, hacer gimnasia, yoga, danza, tomar tutoriales de peluquería, belleza, tener comunicación con personas relegadas al olvido, o bien, iniciar amistades.
Pasado ese alentador periodo, ha venido, tal vez para quedarse, la etapa inspiradora. Incontables mujeres que en su vida habían freído un huevo, ni pasado una escoba sobre el piso, de pronto se vieron en la necesidad de hacer frente a la cocina y demás faenas, por la falta del servicio doméstico, restringido para evitar contactos ajenos con la familia.
Por lo tanto, se ha puesto de moda confeccionar repostería casera, fuese para consumo propio, como cortesía hacia parientes y amigos o como inesperada fuente de ingresos. Lo mismo con labores de cocina, tejido, bisutería, floristería, decoración. También la escritura se ha desplegado en Blogs literarios, como fuente para vaciar cavilaciones y sentimientos.
Para los creativos de Nuevo Laredo, se ha desatado una racha en la que contribuyen los avances de la tecnología y su difusión en las redes sociales. Así, ahora podemos ver y escuchar a Rosa del Carmen y a Héctor, en su programa Espacio Alternativo de Stereo 91, enlazándose con otras partes del mundo, por video-llamada.
Luis Edoardo Torres, desde Grecia, comparte andanzas a través de un sistema de audio y por YouTube. Se prepara, también, para retomar aquellos radio-teatros de antaño, junto con Cesariván Gaitanos. La narrativa y las reflexiones de Edoardo, cada vez más enriquecidas, lo están encaminando a ser el cronista del “tiempo ganado” de su generación.
Juan Flores se aplica a la tarea de difundir un libro semanal acompañado de comentarios que estimulan su lectura.
Clarita Uresti exhorta todas las mañanas a ser mejores y más felices, en su muro de Facebook.
Rogelio González tomó un curso impartido en línea por la Asociación Mexicana de Cinematógrafos, encauzado a directores de cine. Como trabajo final, Rox realizó un video llamado Sus Manos, en el que interviene su bella esposa, Alejandra Valero. Para satisfacción de ambos, recibieron la designación del tercer lugar entre todas las obras presentadas.
Mónica Parra se aboca a la jardinería. Amalgama poesía y árbol, para complacencia de sus seguidores.
Damián Aviña por un lado, y Lillian Vargas-Hernández por otro, trasladan sus aptitudes artísticas a la gastronomía y cada fin de semana ofrecen platillos apetitosos y fotográficos.
Wendy de la Mora Flores diseña un entretenido programa en modalidad zoom, llamado Las Chulas Live, dirigido a mujeres jóvenes. Pasa los jueves a las 9.30 de la noche, por Facebook.
Antonio Saravia abriga una fantasía confortadora. Su personaje, “El profesor Sarsán”, invita a que lo llamen por teléfono para conversar sobre temas positivos que puedan mitigar la angustia de quienes se sientan apremiados por la pandemia.
Alfredo Arcos amplía el auditorio de su Círculo de Lectores, mediante la divulgación que permite YouTube.
Seydé García realiza comentarios culturales desde un confortable rincón de su casa, por Facebook. Su estilo es fresco, agradable, con una vocecita que encanta escuchar por lo tierna, y que contrasta con sus criterios de muchacha instruida, de estos tiempos.
No sé cuántos ejemplos más haya, que no conozca. Lo importante es seguir adelante y no perder el tiempo en pensamientos nocivos, aunque ya sabemos que “de amor y dolor, alivia el tiempo”.
Mérida, 2 de agosto 2020

Más opiniones de
Paloma Bello

26 julio, 2020

Las pequeñas cosas

19 julio, 2020

Puritita nostalgia