El Mañana de Nuevo Laredo

Mauricio Belloc

Con el Mazo Dando

Mauricio Belloc

22 mayo, 2020

Tormenta encueradora



Y vino Dios a decirle al pueblo de Nuevo Laredo que este bato nos está robando a lo desgraciado, que se ha trincado todo nuestro dinero, que lo de las mejoras en el sistema de drenaje es puro Pedro, que el servicio de agua potable no vale caca…huate y que a las calles se la ha cargado el payaso. Ya veremos en uno o dos días, la calidad del piso de las rúas de nuestro rancho. No nos sorprendamos si el piso de “concreto hidráulico” queda hecho un potrero, un verdadero chiquero.

NO SOMOS NADA

Muy pronto veremos que los miles de millones de pesos en calles y cruceros, dizque hechas con cemento “del bueno”, así como las supuestas inversiones en pavimento, asfalto, reencarpetación, bacheo y demás babosadas, sólo son babosadas, que únicamente están en las cuentas alegres y piñeras de estos bandidos. Que lo que le han echado al suelo, sólo es chapopote pintado de negro, con bastante tierrita. Que el bestial dineral ha ido a parar a la buchaca de Enrique…cido Rovas.

CON SUS OJITOS VERÁN

No le crean a su humilde servidor, sean ustedes mismos, los que con sus ojitos pispiretos, vean las calles, el alcantarillado, los drenajes y sobre todo el servicio de agua potable, ese que ayer “juevebes” padeció más de medio rancho. Y de paso les encargamos el de por sí “chimuelo” alumbrado público, ahora tendremos una ciudad más oscura que las intenciones de este bato, apodado “El Peterete”, cómplice de “El Chompiras”.

LA TORMENTA ESTUVO PERRA

Sí, es verdad que el meteoro estuvo gacho, la fuerza del fenómeno de ayer a cualquier pueblo lo hubiese parado de nylons. Pero es en la pronta recuperación del mismo, gracias al equipamiento urbano que se le ha dotado a la ciudad, donde se nota la calidad de; 1) los gobiernos; 2) de los trabajos realizados; 3) del material utilizado; 4) de la inteligente inversión monetaria aterrizada.

ESTAMOS BIEN JOROBADOS

Nadie puede negar que las calles del pueblo están para llorar, dicho en todos los sentidos. Su superficie, la calidad de la misma; ni se diga el drenaje, tanto el sanitario, como el pluvial; ¿Qué nos dicen del casi nulo alcantarillado? ¡Y de las redes de agua potable! Todo eso tiene un nombre. Se llama “Robo” y se apellida “Desgraciado”. Sí, marmaja hurtada por la alcachofa en turno, por su “preciso” local del momento.

GRACIAS MI DIOS

Gracias al Señor (al de arriba, no al del segundo piso de la presidencia burricipal) a nuestro pueblo no se lo cargó el Cepillín. Nuestra racita está bien, la banda sigue de pie, sólo nos vimos medios defecadones por el susto, pero no pasa nada que el pachoncito Regio y un buen regaderazo en el “quiúbole qué” no limpien y dejen como si nada. Desaparecerán los estragos que nos causó en nuestras personitas el meteoro de ayer. Eso y siempre cuando la Comapa ya nos haya regresado el servicio de agua potable y drenaje.

YA NOS LOS IMAGINAMOS

“¿Cuál lluvia? Esta agua del jueves por la mañana a nosotros no nos cayó, solo mojó algo en Nueva Ciudad Guerrero, en La Gloria, Ciudad Anáhuac, Colombia y Villa Hidalgo, pero en nuestros ranchos, no se sintió ni una lágrima de colibrí”; Los ganaderos de Nuevo Laredo (Más salados que la bragueta de un pescador y más llorones que una plañidera).

LA GENTE RUMORA

La raza laredense no se traga que en pleno pico alto de la Pandemia del Corona Virus, se den ahora mismo dos jubilaciones importantes como son las del Jefe de Bomberos pochos (y a la vez Coordinador Regional para el Manejo de Emergencias), así como el Director Chicano de Salud Municipal. La gente le busca tres pies al gato a las separaciones repentinas de Steve Landín y del doctor Héctor González.

NO HAGAS COSAS BUENAS…

…Que parezcan malas. Si bien Landín nos dijo desde febrero que ya se iba, después de haber jalado 30 años como bombero y los últimos 12, como jefe del departamento ¿Pero y lo de González? ¿En lo más álgido y contagioso del COVID-19? Y con menos de una semana de separación entre ambos “adioses”. Como que no cuadra la cosa, ¿No?

NO SE HA ACABADO MAYO

Viene más agua, mayo es mes de lluvias, como también lo es septiembre, la prole de Nuevo Laredo lo sabemos. Sí, que bueno que llueva en este pueblo tan seco, pero calmado, no se trata de que nos ahogue el agua. Pedimos que Tláloc nos la vaya racionando, que no nos la deje caer tan gacho, ven que el pueblo no aguanta un mísero “chipi chipi” y ahora resulta que gachamente nos avienta un chiflonazo desgraciado, junto con un agual bruto. No se vale, no lo digerimos tan rápido.

Más opiniones de
Mauricio Belloc

24 mayo, 2020

Siete en la mira

21 mayo, 2020

El ciclo de la rata

19 mayo, 2020

La estás regando, we

18 mayo, 2020

El pueblo milagro

17 mayo, 2020

¿Así o más ladrón?