El Mañana

domingo, 15 de septiembre de 2019

Luis Pérez Benítez
En directo Luis Pérez Benítez

Trabajadores migrantes: ¿Solución ante carencia de mano de obra en Nuevo Laredo?

10 septiembre, 2019

Aparentemente sí. Veamos porqué. Según un artículo publicado por el San Diego Union-Tribune el 3 de septiembre pasado y firmado por Wendy Fry, el Delegado Federal de Baja California, Jesús Alejandro Ruiz Uribe, habría comunicado que alrededor de 2 mil migrantes han recibido permiso especial para trabajar en Tijuana, Baja California, un año después de que una caravana enorme de migrantes centroamericanos llegara a esa ciudad con la intención de cruzar a los Estados Unidos, pero que algunos, ante la imposibilidad de ingresar al vecino país, optaron por establecerse y emplearse en esa ciudad fronteriza, donde dicho sea de paso, hay mucho trabajo y apartamentos de renta accesibles.

Según la publicación referida, un caso interesante es el del inmigrante hondureño de 20 años llamado Gerson Paredes, quien llegó a Tijuana en noviembre del año pasado junto con alrededor de 6 mil migrantes, en su mayoría de América Central y se quedó en un principio en un refugio improvisado de la colonia Benito Juárez, cerca de los campos de beisbol, hasta que unas fuertes lluvias destruyeron las precarias e improvisadas tiendas de campaña y lo obligaron a irse a vivir a otra parte. Así, Gerson Paredes se mudó a otro refugio -El Barretal- administrado por el gobierno federal al este de Tijuana, donde hizo amigos, atendió una feria de trabajo y comenzó a trabajar. Actualmente Gerson tiene un trabajo permanente y estable, con jornada de ocho horas, recibiendo 2 mil pesos a la semana y viviendo, junto con otros amigos, en un departamento que les cuesta mil quinientos pesos al mes.

Según Wendy Fry, Jesús Alejandro Ruiz Uribe, quien trabaja también como enlace entre el presidente municipal y el gobierno en asuntos migratorios, afirmó que a muchos migrantes centroamericanos se les han otorgado permisos de trabajo, quienes se están integrando a la economía de Baja California. “La mayoría de los migrantes quieren trabajar y nosotros tenemos trabajo aquí”, dijo Ruiz, y agregó que “Tijuana tiene una larga historia de proporcionar buenos empleos a personas que vienen de todo el mundo. Esta es la ciudad de los migrantes”, cita textualmente la fuente.

Según algunos datos proporcionados por INDEX, en Nuevo Laredo existía una demanda el año pasado de cerca de dos mil trabajadores para la industria maquiladora-actualmente la demanda es menor- misma que no podía satisfacerse debido a falta de empleados y/o a que aunque hay algo de mano de obra, las personas no quieren trabajar. De esta manera muchos piensan que al igual que sucede en Tijuana, Nuevo Laredo podría tomar ventaja de esta oferta de mano de obra que ofrecen los migrantes que están de paso en Nuevo Laredo, en espera de poder irse a los Estados Unidos y poco a poco integrarlos a la economía de nuestra ciudad. Para ello se requeriría de oferta de vivienda a precio razonable para que puedan establecerse legal y cómodamente. Hasta pronto. Fuente: San Diego Union-Tribune del 3 de septiembre de 20189, firmado por Wendy Fry.