El Mañana de Nuevo Laredo

Jesús Frausto Ortega

Desde la frontera

Jesús Frausto Ortega

7 marzo, 2020

Tres afluentes de la frontera



Algunos de los problemas a los que están expuestos los ríos
y arroyos de México son la contaminación de sus aguas y la explotación de sus
recursos pétreos, impactos que generamos los seres humanos a esos ecosistemas.

Es común encontrar en los medios impresos ese tipo de
problemáticas en distintos casos. En esta ocasión quiero comentar en forma
general sobre tres afluentes: dos para el caso de Coahuila y uno para
Tamaulipas: El Río San Rodrigo, sobre todo en la parte de Piedras Negras; el
Arroyo Las Vacas en Acuña y el Arroyo El Coyote en Nuevo Laredo. Los tres
tienen en común que están expuestos a la contaminación.

En el caso de Nuevo Laredo, el Arroyo El Coyote adolece de
problemas de contaminación por descargas de agua residuales –reconocidas por la
autoridad–, que si bien se han hecho esfuerzos para tratar de terminar con el
problema, aún se presenta. Un tema ya documentado y discutido tanto en los
medios de comunicación como en la literatura sobre ese rubro. Este arroyo
también es impactado por los residuos que la población vierte en dicho cauce
(Ver por ejemplo:
https://elmanana.com.mx/crece-contaminacion-del-arroyo-el-coyote/).

En el caso de Piedras Negras, en Coahuila, hago mención
sobre el Río San Rodrigo. Un ecosistema del cual se ha documentado el problema
de la extracción de material pétreo –sobre todo en la cuenca baja– y de
impactos ambientales generados por la industria extractiva de la construcción.
Una problemática documentada por la Asociación Civil Amigos del Río San Rodrigo
(http://www.sema.gob.mx/descargas/manuales/6_Importancia_Rio_San%20Rodrigo.pdf)
y por los medios de comunicación.

En Acuña el Arroyo Las Vacas está sometido a diversas presiones. De acuerdo al Programa de Manejo Monumento Natural Arroyo Las Vacas, entre otras está sujeto a: tiraderos clandestinos, extracción de material pétreo; descargas domésticas e industriales (http://www.coahuilatransparente.gob.mx/disp/documentos_disp/SEMA.%20Programa%20de%20manejo%20ARROYO%20LAS%20VACAS.pdf).Se han hecho esfuerzos para rescatarlo. Además del Programa referido, acciones realizadas tanto por autoridades como por la población: limpieza o recolección de residuos o la eliminación por las autoridades de las descargas de aguas residuales que había. Y atendiendo los eventos de contaminación que se presentan y que se han documentado (ver https://4pnoticias.com/no-permitira-el-municipio-contaminacion-al-arroyo-las-vacas/). En esa nota el alcalde declaraba: “no permitiremos que se siga contaminando nuestro Arroyo Las Vacas”, al confirmar derrame de aguas negras sobre este afluente.

Tres casos que tienen la particularidad de que son ecosistemas tributarios del Río Bravo, fuente superficial principal de abasto y uso de agua para las poblaciones asentadas a ambos lados de esta frontera. De ahí la importancia de insistir en la necesidad de atender el tema de la contaminación y la salud ambiental de estos ríos y arroyos.

Más opiniones de
Jesús Frausto Ortega