El Mañana

sábado, 14 de diciembre de 2019

Mauricio Belloc
Con el Mazo Dando Mauricio Belloc

Triste salud local

9 julio, 2019

Hoy vamos a hablar de dos males, algo serios. Leímos este lunes, que la secre de salud ranchera, tiene registrados en el ejido, 270 casos de personas con SIDA y 100 más con Hepatitis C, este último mal, es igual o más canijo que aquel, porque si es de carácter “C” aguda, se podía decir que estamos ante “un volado”, es como si lanzamos una moneda al aire, en el sentido de que bien podría aliviarse el paciente o por el contrario, la enfermedad se puede convertir en crónica, lo que degenera en cáncer o en cirrosis hepática y entonces, en medio año, máximo 12 meses, te pelas, porque te pelas.

NO ES PARA ESPANTAR
En seis meses te lleva Pifas, si tienes una Hepatitis C crónica. Pero ese no es todo el purrúm, no termina ahí la cosa, sino que el Pedro, es que ambos males, o sea, esta “HC” y el Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida, (primeramente VIH, que si no es atendido, se convierte en SIDA), son enfermedades altamente contagiosas. Antes de que nos las detectasen, ya podríamos haber enfermado a alguno de nuestros familiares, hijos, parejas.

CHILES FRITOS, NYLONS PRONTAS
Y como son enfermedades de gente que suele andar de “lingo li lingo”, entonces aquello se va a convertir -o ya se está convirtiendo- en un contagiadero de muy Padre y Señor nuestro. Y si bien, la ciencia médica para no espantar al mundo jarioso, dice que no se te va a pegar si te das un salivazo con alguien. Uno realmente lo pondría en tela de dudas. Un servidor no le daría un ósculo ni siquiera en el dorso de la mano, a Scarlett Johansson, si nos dicen que esa cosita rica, tiene algún bicho de estos.

MENORES LOS INFECTADOS
La nota local a la que hacemos referencia de nuestro rancho, precisa que ya se está viendo alto número de contagios en menores a 18 años de edad, pues antes esas enfermedades eran mayormente entre el grupo de gente de 25 a 44 años de edad. Pero ya se tiene varios adolescentes contagiados. ¿Si nos cae el veinte de lo que estamos hablando, verdad? Que está Nuevo Laredo en un enorme caldo de cultivo. Y todo por este cada vez más galopante libertinaje sexual.

GOBIERNOS SANABABICHES
Sumémosle la medicina pública casi inexistente en Tamaulipas y en Nuevo Laredo, carente de médicos, de hospitales suficientes, medicamentos, tratamientos y carencia de tocho morocho, ahora sí que de todo en botica. Nuestra juventud se la está cargando Cepillín. Y lo más triste de todo -repetimos- es que en Tamaulipas, la salud es letra muerta, la medicina pública padece el cáncer del “yo gobierno, me vale madre”. Estado y municipio están compitiendo para ver quién es más sanababiche.

PEOR PA´L AMOLADO
Y ya sabemos que estar mal de la salud, no es permitido en el pobre, que estar malancón es todo un lujo para las clases más faltas de lana. Ser pobre y tener uno de estos males, es doblemente de la fregada. La jodidencia, de salud y de feria, no van juntas, son como las pulgas en los perros flacos, al más jodido se le cargan más los bichos.

DE LA HEPATITIS
Y no es para asustar pero sobre contagios de Hepatitis C, dice la ciencia; “Se conocen muchos medios de contagio (compartir jeringuillas entre adictos a drogas y por contacto sexual, es decir que las sangre de un infectado entre en contacto con la de una persona sana), aunque no todos. Algunos pacientes son diagnosticados y no tienen ningún antecedente que justifique el contagio, por lo que se supone que existen vías de infección diferentes de las nombradas y que no han podido ser demostradas hasta el momento”. ¿Algo más escalofriante que eso?

OJO MUCHO OJO
Eso en cristiano, podría decirse como que no creas que solo te pega por tener sexo con alguien contagiado, o por ser un promiscuo “tecato” que te inyectas con agujas infectadas. Claramente dice que algunos pacientes son diagnosticados y no tienen ningún antecedente que justifique el contagio.
Realmente como pueblo, deberíamos exigir a los gobiernos, mayor atención a la salud, a la salud pública, a la medicina del pueblo. Tanto campañas preventivas, como atención a los casos existentes.

NO NOS HAGAMOS
Y si bien dice que; “La hepatitis C no se contagia por la leche materna, los abrazos, la tos, estornudos, comida o agua, contacto casual, uso compartido de utensilios de comida o vasos, o servicios sanitarios” (lo que hacemos del diario en familia) también es una cruel verdad que los doctores, ante un caso positivo en un clan familiar, imponen medidas de precaución, recomiendan algunas limitantes o prácticas, entre el paciente y el resto de ellos miembros. Así que no nos hagamos patos.

NO SE ALARMEN, PERO
Por si las “flies”, ya no se anden revolcando con nadie, lleven una vida más “normalita”, no sean tan “amor de cabaret”, “ligue de antro”, “noche de copas”. Y díganles a sus hijos, que el SIDA sí da, Y que la Hepatitis C, también es para colgar los tennis muy pronto. Que no es un juego, que hoy Nuevo Laredo tiene 370 personas viviendo directamente un infierno, más sus familias y también mucha gente más que no se sabe contagiado. Suena cruel, se escucha asutador, pero la verdad, es que un servidor no está pecando de nada.