El Mañana

viernes, 19 de abril de 2019

Mario Canales
Economía sin Fronteras Mario Canales

Trump, NLD y la política del caos

4 abril, 2019

No hay puerto fronterizo más afectado por un posible cierre de la frontera México-Estados Unidos, que la Región Laredo. En un contexto socioeconómico, Laredo y Nuevo Laredo son referencia y núcleo, son la zona cero de la renovada política del caos del Presidente Donald Trump.

Sí, Tijuana y Mexicali. Sí, Nogales y Ciudad Juárez. Sí, Cd. Acuña y Piedras Negras. Sí, Reynosa y Matamoros. Pero ni un solo puerto fronterizo es más afectado que Laredo.

La amenaza es latente, la probabilidad existe mientras exista la posibilidad. Lo de hoy es especulación incertidumbre, es la política del rumor.

Y ese es el núcleo del impacto, el rumor. Es la certidumbre de lo incierto. La certidumbre de no saber. Por eso, hasta cierta dimensión, los efectos de un posible cierre de la frontera ya se cumplieron. Uno de los mayores impactos recae en la incertidumbre que hoy impregna el panorama de la frontera México-Estados Unidos.

SOCIO-MIGRATORIO

La Región Laredo es punto de referencia en el proceso migratorio. También, el flujo de profesionistas, estudiantes y capital productivo en general es constante hacia ambos lados. El flujo diario es de proporciones singulares en el mundo.

El cierre de la frontera entre México y Estados Unidos sería nada menos que catastrófico. El impacto socio migratorio orillaría a Laredo y Nuevo Laredo hacia una auténtica crisis humanitaria, migratoria.

Las líneas de este espacio apenas alcanzan a capturar una diminuta proporción del impacto real y duradero que causaría un cierre de la frontera, en contexto social y migratorio.

ECONOMÍA

Pero, nada, absolutamente nada ni nadie alcanzaría a capturar con precisión el impacto que un cierre tendría sobre la economía de la Región Laredo.

La Real Academia de la Lengua Española (RAE) dice que caos es confusión y desorden. Y sí, un cierre de la frontera hacia los cruces comerciales sería nada menos que caos. Las economías de Laredo y Nuevo Laredo al borde de una depresión con efectos catastróficos a corto y largo plazo. En resumen, un colapso económico inmediato.

Ahora, la Casa Blanca y otros pretenden vender el cierre fronterizo con efectos minimizados. Sin embargo, pretender que un cierre de la frontera traería nada menos que un caos es francamente una ingenuidad.

CAOS

En contexto, la renovada política del caos del Presidente Trump tiene a la Región Laredo al borde de un abismo de incertidumbre. El mismo abismo en el que hoy ya tiene un pie adentro, por la confusión y la zozobra.

Hoy, es casi como Noviembre 2016 en el clímax de la campaña y victoria electoral del Presidente Trump. Es a partir de la publicación del reporte del fiscal Robert Mueller y la parcial exoneración lo que hoy ha lanzado al Presidente Trump hacia una renovada retórica agresiva apegada hacia los pilares que lo catapultaron a la Casa Blanca.

Mientras, en la zona cero, en la región Laredo hoy impera la incertidumbre. Sólo la historia tiene la capacidad de capturar en su debida dimensión la magnitud del presente. Los cósmicos ajustes que ya suceden. Hoy, ahorita. Al tiempo.

CC

“Cuando mercancías no cruzan fronteras, soldados lo harán”.- Frederic Bastiat.

Twitter: @economixs