El Mañana

sábado, 24 de agosto de 2019

Mario Canales
Economía sin Fronteras Mario Canales

Trump sacude a la región Laredo

11 abril, 2019

Nuevo Laredo, Tamaulipas y Laredo, Texas son la zona cero de la renovada política del caos del Presidente Donald Trump. A partir de las amenazas de cerrar la frontera, el Presidente de los Estados Unidos unilateralmente ha sacudido el núcleo del desarrollo económico de la Región Laredo: el comercio.

No se cierra el puente, pero sí se ajustan recursos para las operaciones del mismo. Las afectaciones por los retrasos en el Puente del Comercio Mundial son el clímax en un ambiente de zozobra e incertidumbre que ensombrece el panorama de la región.

No está en el ánimo de estas líneas pintar un sombrío y alarmista panorama. Pero, es evidente que interrupciones al flujo de operaciones comerciales en la aduana más importante sí rompe tradicionales esquemas productivos y tiene efectos consecuentes en las industrias de la región.

De acuerdo con el Prontuario Socioeconómico Binacional 2019, del Instituto para la Competitividad y el Comercio Exterior (ICCE):

• Más de 10,000 cruces diarios por el Puente del Comercio Mundial,

• La Región Laredo abarca el 40% de todo el comercio entre México y Estados Unidos,

• Nuevo Laredo aporta 1 de cada 5 pesos en recaudación tributaria por concepto de operaciones de comercio exterior.

TLCAN 2.0

Estos tres puntos son la premisa de la histórica cobertura de este espacio de opinión hacia las re-negociaciones del Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá, hoy T-MEC o TLCAN 2.0. Y todavía hay quienes cuestionan la importancia de la integración económica con Estados Unidos y Canadá. No se entendería el desarrollo económico de Nuevo Laredo, ni su privilegiado presupuesto público, sin el liderazgo en comercio exterior. El comercio es el núcleo del desarrollo de la ciudad.

De acuerdo con la misma fuente, más de la mitad del valor producido como parte de las actividades económicas de la ciudad nace desde el intercambio comercial.

R-LDO

La renovada política del caos del Presidente Trump mantiene a la frontera al borde de lo desconocido. Sí, Tijuana y Mexicali. Sí, Nogales y Ciudad Juárez. Sí, Ciudad Acuña y Piedras Negras. Sí, Reynosa y Matamoros. Pero ningún otro puerto fronterizo es más afectado por la disrupción al flujo estándar de operaciones comerciales, que la Región Laredo (R-LDO). Nuevo Laredo, Tamaulipas y Laredo, Texas son el núcleo del comercio entre México y Estados Unidos, son la zona cero y los primeros en resentir los efectos de los impulsos fronterizos del Tuitero-En-Jefe desde la Casa Blanca en Washington D.C.

Los datos respaldan la realidad. El Presidente Trump sí tiene un efecto directo en el desarrollo de la Región Laredo. Sí hay afectaciones reales a la industria productiva de la región. Sí hay incertidumbre en el clima laboral. Sí hay consecuencias permanentes para los trabajadores de ambas ciudades.

TRUMP

Y esto apenas empieza. Recién dimite la Secretaria Kirstjen Nielsen encargada de esta política migratoria y hoy las expectativas, válidas, son que ascenderá un perfil mucho más duro en la ejecución de la renovada política del caos, con implicaciones reales, directas e inmediatas para la Región Laredo.

Lo de hoy no son consecuencias, son apenas el punto de partida para lo que viene. Al tiempo.

CC

“Yo prefiero el amor y paz…debemos actuar con prudencia”: Presidente AMLO, 2019.

Twitter: @economixs