El Mañana

sábado, 14 de diciembre de 2019

Pedro Chapa Salinas
En voz alta Pedro Chapa Salinas

Una muerte anunciada

5 mayo, 2019

Era un miércoles cualquiera para Aidé Mendoza, alumna sobresaliente de la preparatoria del CCH Oriente incorporada a la UNAM. Ese día se levantó más temprano de lo usual, tenía una presentación en equipo en la que le tocaba exponer el tema de la responsabilidad frente a sus compañeros de clase, y quería llegar al salón con antelación para repasar su participación, la cual no llegó a efectuarse por encontrar la muerte sentada en su pupitre a causa de la herida de una bala que le atravesara el corazón.

Responsable, dedicada, seria, tranquila, niña de casa, así la describía su madre que en medio de llantos reclamaba justicia en una entrevista de un programa de radio matutino. “No puede ser que ya ni en la escuela pueden estar seguros nuestros hijos… ¿qué sigue?, ¿hasta cuándo vamos a encontrar paz en este país?, ¿quién va a responder por el homicidio de mi hija?; Ya no creemos en nadie, no confiamos en las autoridades, siempre es lo mismo, se avientan la pelotita de un lado para el otro y nos traen para arriba y para abajo”. Gritaba Gilberta Rodríguez con un coraje indescriptible y un nudo en la garganta.

Aidé estaba en el salón junto con doce alumnos y el profesor, la clase de Matemáticas estaba a punto de terminar y seguía la de Valores, en la que le tocaba exponer. Entonces, dicen los testigos, se escuchó un ruido como cuando se destapa el corcho de una sidra, en seguida cayo desplomada de su pupitre ensangrentada a lo que sus compañeros corrieron a tratar de levantarla para llevarla a la enfermería. Inmediatamente el profesor marco desde su celular al 911 para solicitar ayuda, sin embargo la ambulancia tardó más de una hora en llegar. Ya era demasiado tarde.

Según las investigaciones de la Procuraduría Capitalina, no hay indicios de que la bala que dio muerte a Aidé provino del exterior del salón de clases, por lo que según la necropsia y las pruebas periciales indican que fue adentro del mismo en donde se dio el disparo de fuego. “Ya le tomamos la declaración a todos los alumnos presentes y al profesor que se encontraban al momento del incidente”, comento la procuradora. Sin embargo, las declaraciones discrepan con esta teoría, ya que estos coinciden en que el proyectil de arma de fuego calibre 9 milímetros provino desde afuera.

Mientras esto sucede, los padres de Aidé, de origen Náhuatl, residentes de una ranchería a las afueras de Puebla, completamente desconsolados por haber perdido a su hija, se topan con el aparato burocrático que en lugar de brindar auxilio de carácter psicológico, los confunden y llenan aún más de dudas y desconcierto. Y para colmo, al día de hoy, cinco días después, no les han entregado el cuerpo de su hija.

“Estamos abriendo otra línea de investigación, ya que a 200 metros del plantel se encuentra un campo de tiro de una base militar”, además, expresó la procuradora, existe otro elemento de prueba consistente en una manta que había aparecido dos días antes en el plantel que decía: “El día se acerca, no podrán ocultar la verdad”, y la fecha del incidente, como anunciando la muerte de Aidé.

ADENDUM

Enrarecido el ambiente político en nuestro Estado. Todo debido a la intromisión del Gobernador en el proceso electoral presente. Tiene las manos metidas hasta las narices y está echando mano de maniobras sucias y desesperadas.

Al parecer, no se ha dado cuenta que el país ya cambio. Y que precisamente se volcó en las pasadas elecciones en contra de todo lo que representa el partido en el gobierno, tanto estatal como municipal.

Además, se le olvida a Cabeza de Vaca que hoy por hoy, toda esa trampa que está acostumbrado hacer en las campañas y el día de la elección es delito grave y se paga con cárcel.

Sería un buen comienzo estrenar dicha Ley.