El Mañana

jueves, 05 de diciembre de 2019

Ana Cristina Martínez
Pasos de éxito Ana Cristina Martínez

Una mujer de la frontera

9 septiembre, 2019

Dicen que nadie es profeta en su tierra, pero para la doctora Norma Elia Cantú no es el caso. Su voz de lucha contra las injusticias hacia las mujeres, los pobres, los mexicanos, los fronterizos, lo ha llevado a todo el mundo en sus libros de novelas, sus poemas y participación en documentales.
La voz de una mujer que se dio cuenta a muy temprana edad del poder que tienen las palabras; a los 9 años un niño de su edad le aventó una piedra y la golpeó. Entonces ella tomó otra piedra y le devuelve la agresión golpeando más fuerte.
La madre de ese niño va a reclamar a los padres de Norma Elia pidiendo a la niña que se disculpara por lo que había hecho. Norma Elia se sintió muy molesta, agredida, inconforme sobre lo sucedido, “es una injusticia, él fue el que tiró la primera piedra”, por lo tanto, un poema fue escrito y recitado ante la clase para que todos supieran que era un “huerco mocoso, chiflado y aprovechado”.
Existen revelaciones que te avisan que llegó el momento de comenzar un movimiento y este fue el parteaguas para comenzar a escribir, para contarle al mundo la vida en la frontera. Una mujer de la frontera, nacida del otro lado del río Grande en México, sus abuelos de Monterrey, sus raíces en Coahuila, en Nuevo Laredo.
Ahora de este lado del río Bravo en Laredo, donde trabajaba toda la familia en las pizcas, el sol de la colecta del algodón, los pies ardientes de todo el día estar parados, la cintura desgarrada de agacharse, los dedos ensangrentados por la flor punzante del algodón.
Una vida dura, canículas eternas, sudor que hoy tiene sus recompensas. La vida de una mujer y diez hermanos que fueron educados en Laredo, unidos como familia y guiados por el ejemplo de su hermana mayor. Un ejemplo de vida donde la educación entró al hogar de los Cantú para permear el amor por la educacion, servir en el área de la medicina, hacer eco a toda una familia de que sí se puede salir adelante con amor y ganas.
Sus hermanos de pie aplaudiendo asistieron ayer a la presentación de su último libro “Cabañuelas” en la biblioteca pública Joe Guerra en Laredo, Texas, con un lleno total. Las lágrimas se me rodaron cuando para finalizar de su presentación recito un poema dedicado a su madre “My mother’s hands” de su libro “Meditación fronteriza”.
La familia toma un espacio de suma importancia en la vida de la frontera, vivimos y respiramos por nuestros padres, hermanos, hijos, sobrinos, abuelos, ahijados y hasta los padrinos de nuestros hijos.
En esta tierra fronteriza refleja lo que significa Laredo para la doctora Cantú en su poema “Canto a la Tierra Fronteriza” menciona lo siguiente que se queda conmigo para siempre
“En esta tierra fronteriza
Nacieron mis primeros anhelos
Mis primeros instintos, deseos,
Mis primeras añoranzas
Aqui mis sueños
Vivirán y morirán”
Esta tierra de dos culturas, bilingüe y familias, son el corazón de las historias,de los poemas, el latir de una mujer de la frontera. La mujer que comenzó relatando el diario vivir de Laredo y ahora somos conocidos en todo el mundo.
En mi opinión, la mujer más importante dentro de la literatura chicana, “Norma Elia Cantú is the Norine R. and T Frank Murchison endowed professor of Humanities at Trinity University” en San Antonio, Texas, es orgullo de Laredo, orgullo de nuestras raíces y nuestra cultura.
Gracias por siempre regresar a Laredo a seguir inspirando amor a las próximas generaciones Dr. Cantú, gracias por aceptar mi invitación al programa de radio Pasos de Éxito por 107.3FM, donde queda su voz y sus enseñanzas para siempre en nuestro corazón.