El Mañana

domingo, 15 de diciembre de 2019

Pedro Chapa Salinas
En voz alta Pedro Chapa Salinas

Una niña llamada Greta

22 septiembre, 2019

Este viernes pasado salieron a la calle más de cinco millones de personas alrededor del mundo entero para sumarse a la protesta global contra la crisis ambiental. A la convocatoria acudieron 163 países, entre ellos México, con la participación de miles de personas que se unieron a la marcha en ciudades como Monterrey, Guadalajara, San Cristóbal de las Casas, Mérida, y la CDMX.

Sólo en Nueva York se congregaron en Times Square alrededor de 300 mil almas, en Melbourne, Australia, más de 200 mil; en Londres, Inglaterra, más de 100 mil; en Hamburgo y en Estocolmo, alrededor de 50 mil respectivamente; entre jóvenes y adultos, mujeres y niños, asociaciones civiles y organizaciones de renombre como Greenpeace, estuvieron presentes al pie del cañón.

El gobierno de nuestro país también estuvo ahí representado por el Dr. Víctor M. Toledo, titular de la Semarnat, quien dio el espaldarazo al grito unísono de los jóvenes en su mayoría: “Sus voces unidas se convierten en un grito de alarma tras 25 años de fracasos, en que ni los gobiernos ni las empresas, ni los organismos internacionales, han logrado desactivar la crisis del clima”.

Una de las principales consignas fue la de cumplir con los acuerdos de París, que establece un plan de acción mundial que pone el límite al calentamiento global muy por debajo de 2 grados centígrados. De hecho México es uno de los países que ratificaron dicho acuerdo y entre sus compromisos están: Reducir en un 25 por ciento las emisiones de gas de efecto invernadero (GEI); Reducir emisiones del sector Industrial generando un 35 por ciento de energía limpia para el 2024.

El #GlobalClimateStrike ocurre previo a la Cumbre sobre la Acción Climática que iniciará el próximo 24 de septiembre en la ciudad de Nueva York; de hecho ayer mismo se celebró el Día Internacional de la Paz, cuyo tema central es precisamente la “Acción Climática”, en donde todos los países coincidieron en que no hay otra prioridad más importante que cambiar el rumbo, ya que venimos destruyendo a nuestro planeta.

Greta Thunberg es una joven activista sueca de apenas 16 años, quien ha puesto no sólo el ejemplo y convocado a la manifestación del viernes pasado, sino que es reconocida por haber levantado la voz en el parlamento sueco apenas el año pasado para exigir que los políticos y empresarios pasaran de las palabras y las propuestas a la acción. “Si perteneces a la no tan pequeña cantidad de personas que se sienten amenazadas por nosotros, entonces te tenemos una muy mala noticia: esto es sólo el comienzo. Se acerca el cambio, ¡nos guste o no!”.

Usted, estimado lector, estimada lectora, estamos seguros comparte estas mismas preocupaciones, y por tanto le invitamos a participar de manera activa en la contribución de dejar a nuestros hijos y nietos un mejor planeta. Con simples acciones, desde las más insignificantes que piense, hace usted, sin lugar a dudas, una gran diferencia de todos aquellos a los que a pesar de ver las tormentas, no sólo no se hincan, sino que no hacen absolutamente nada.

ADENDUM

Los que de plano no tienen progenitora son los que se encargaron de boicotear el abasto de medicamentos, y en especial contra el cáncer, en nuestro país, cuando muchos, sin saber las causas de la falta de abasto de estos medicamentos, sobre todo cuando eran niños los que estaban sufriendo, echaron culpa y juzgaron al nuevo gobierno como el responsable. Pues ahora sale el peine, y a pesar de saber a ciencia cierta que los grandes consorcios farmacéuticos, los laboratorios, y los coyotes que comerciaban con la salud, eran los que estaban detrás del sabotaje, aún siguen tratando de desacreditar las acciones del Presidente. ¡Qué poca ética!

Lo bueno es que ya existe abasto, y lo mejor es que a esta mafia huérfana de madre, ya se les acabó el negocio.