El Mañana

domingo, 08 de diciembre de 2019

Mauricio Belloc
Con el Mazo Dando Mauricio Belloc

¿Y a usted, qué padre le tocó?

13 febrero, 2019

Que son 152 sacerdotes católicos en México, los que en los últimos nueves años han sido separados, juzgados y hasta sentenciados por pederastia, dijo Rogelio Cabera López, Presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano. El también Arzobispo de Monterrey, agregó que ya se prepara para asistir a la cumbre Contra los Abusos Sexuales a Menores (por parte de los presbíteros) que se efectuará (“celebrará” dice la nota, pero celebrar es festejar y no creemos que anden en esos bailes ahora) en el Vaticano.

INTERCAMBIAR EXEPERIENCIAS

Esperamos que tal conclave de sotanas al aire, no sea para mejorar las técnicas y las tácticas con el fin de evitar que sean denunciados más y más de ellos. Por cierto, uno anduvo de monaguillo allá en los 70, uno o dos semanas, no más, pero nunca vimos nada de eso, ¿será que nada más íbamos a jambarle las bolsas con hostias al padre Santoyo, en la iglesia Espíritu Santo, hoy catedral?

NO ERA POR AHÍ

Pero como que Dios no nos llamó por el camino del celibato, ni tampoco el de tomar los hábitos (como no sean los hábitos del cigarrillo y del agua de cebada). Mientras que los votos de castidad, esos, como volantes de lucha libre, los aventamos al aire, unos muy pocos años después, pero lo hicimos por levante (en el oriente, en la espesura del parque Viveros) y con las del otro sexo, nada de andar jugando a espadazos entre los mismos, como en los tiempos de Las Cruzadas.

IMAGINEN

Estamos hablando de 152 acusados, solo en la última década, o sea nada que ver con lo que pasó en los 50, 60, 70 y 80´s. ¡No, nada de eso hijos míos! Que este degenere es de tiempos modernos, este costal y medio de padrecitos jariosillos, es gente de ahora, de este nuevo siglo, en la mismísima centuria de la “luz”. Anda majo que es ahora cuando parece que ha arreciado más lo de “levantar al niño”, pero no al del 2 de febrero, sino que los padrecitos agarraron parejo, a todo lo que se acerca a sus templos y aposentos. Si es así, entonces nos quedamos pensando; ¿Cómo estaría la cosa allá en el oscurantismo de nuestros setenteros días, nuestros callados tiempos de escuincles?

SERÁ EL SERENO

Primero PEMEX, ahora la CFE, ¿luego seguirán el IMSS, el ISSSTE, el Infiernavit y la SCT? Digo, porque así debe ser. Como dijo el pedales aquel; “Ya picados y en la barra, que nos echen las otras (dependencias de gobierno federal)”. Y es que para morir nacimos, ya estando en el tentadero, lo lógico es que se siga parejo con la encuerada. Que les haga echar una maroma a todas las paraestatales y entes de gobierno. Que todos los que han pasado por esos jugosos cargos, se avienten el vómito negro, o de jodido que se les dé una balconeada bruta.

DE JODIDO UNA TATEMADA

Y si no se les va a dar fresco bote (nosotros exigiríamos que les tocará chirona), si el gobierno de ahora no desea ponerlos a mascar barrote (craso error), entonces, que con pelos y señales, les dé un flamazo gacho. A cada uno de los rateros, que no quede lugar a dudas que fulanito, manganita, sutanito y perenganita, son unos tracañanes de siete suelas, unas lacras de quinto patio, unos barbajanes y sanababiches, verdaderas sanguijuelas. Queremos que se diga; “tal por cual se llevó tanto, aquella modosita hizo tal enjuague! Y así por el estilo, que todos queden bien rostizaditos, bastante chamuscados.

LO QUE HAY QUE VER

“Esperan los hoteleros de Nuevo Laredo, un repunte en febrero”, dijo uno de ellos. ¡Eh cálmenla! Si el revolcadero es nada más el día 14 y solo en las cuevas de pago por evento, una hora o dos y ya estuvo, lo que puedan hacer en ese tiempecillo. Porque a estas alturas del partido, los pelados de ahora (los que van a hoteles, que dicho sea de paso, uno no sabe que es eso) no traen para más (ni en la bolsa del pantalón, ni en la bolsa del escroto).

¡MALDITO DESARROLLO!

Antes era el parque Viveros, o detrás del Colegio México o del Colegio América, en los Ferrocarriles, allá por la rotonda; y por la Prepa Uno, junto al arroyo El Coyote, ni que decir del bendito Laguito, ¿y qué me dicen de La Cabaña Del Novio o El Valle De México? Pero se nos vino el progreso, creció el rancho y ni modo, ahora tenemos, ¡digo, tienen ustedes! que andar corriendo cortinas de vinil en unas especies de galleras, sitios tan chistosos, que tienen espejos en el techo, columpios con agujero, muebles medios extraños y hasta maquinitas traga monedas con muchas cosas muy curiosas.

MUERTOS SIN REGALO

No se les vaya a ocurrir llegar mañana papaloteando los brazos, sin nada en las baisas, de jodidos dos sandías bajo los sobacos. Porque hombre que tenga mujer, novia o demonio, no puede andar sin un regalito bañao. Así que solo tiene hasta hoy, vayan a la casa de empeño más cercana, no es la primera vez que lo hacen. Como para irse al Pedro, sí corren cada fin de semana. Mal haya la suerte perra para quien no le lleve a su fiera, cuando menos algo de una milanesa (mil chuchos), acompañada de ir a mover bigote a un tragadero que decente, Y luego ir al cine o a darle pasión al asunto, Pues aunque tengan casa, hay que ir al “cinco letras”, no importa que aquello esté como pista de las zoqueteadas, bien enlodado.