El Mañana

jueves, 22 de agosto de 2019

Global 29 mayo, 2019

‘Pactar con narco es pactar con el diablo’: El Papa

Por escalada de violencia en el país, Francisco aconsejó a López Obrador concretar una política de diálogo

4200

Por El País

PONTIFICE.- Frente a la escalada de violencia en México, el Papa Francisco afirmó que el país latinoamericano es castigado por el diablo.
“El diablo le tiene bronca a México, es verdad. Las persecuciones a los cristianos que son persecuciones que en otros países de América no se dieron con tanta virulencia ¿por qué en México? Algo pasó ahí. Como si el diablo le tuviera bronca a México ¿no? porque si no, no se explica tanta cosa”, declaró el Pontífice en una entrevista con la televisora mexicana Televisa. Al ser cuestionado sobre el consejo que le daría al gobierno de Andrés Manuel López Obrador para frenar la escalada de homicidios en territorio mexicano, Francisco aconsejó al Mandatario concretar una política de diálogo y de pactos.

Tras esta respuesta, la reportera Valentina Alazraki le preguntó al pontífice su opinión sobre los pactos con los narcotraficantes como una alternativa para cesar la violencia en México. Francisco descartó esta opción.

“A mí me suena mal. Es como si yo para ayudar a la evangelización de un país, pactara con el diablo, hay pactos que no se pueden hacer. El pacto político debe hacerse por el bien del país”, declaró.

No obstante, desde hace un par de años se han dado a conocer los testimonios de sacerdotes mexicanos que se han visto obligados a acudir con los líderes del crimen organizado para solicitarles un cese a la violencia en las comunidades en las que trabajan.

Durante la conversación el pontífice criticó la construcción de muros y abogó por la protección de los migrantes a nivel global.

“Yo no sé qué sucede cuando entra esta nueva cultura de defender territorios haciendo muros. Ya conocimos uno, el de Berlín, que bastantes dolores de cabeza nos trajo y bastante sufrimiento… Pero el hombre es el único animal que cae dos veces en el mismo hoyo”, afirmó.

En su opinión, la verdadera defensa es el diálogo, el crecimiento, la acogida, la educación y la integración para las personas que se ven obligados a emigrar.

Sobre las recientes denuncias de abusos sexuales por parte de sacerdotes de la Iglesia Católica, Francisco mencionó que siguen trabajando sobre estos casos respetando la presunción de inocencia y el trabajo discreto.

“El Papa no tiene que andar publicando todos los días lo que está haciendo. Hay casos que son largos. Mi política consiste en abrir procesos, en este caso de sanación, de curación, de corrección”, aseguró.

Apenas a principios de este mes el Vaticano impuso el deber de denunciar ante las autoridades eclesiásticas los episodios de pederastia que se conozcan y estrechó la vigilancia sobre los obispos y otros religiosos. La normativa, que significa un punto de inflexión en la Iglesia católica, entrará en vigor a partir del 1 de junio.