El Mañana

jueves, 24 de enero de 2019

Laredo Texas 16 enero, 2019

Pagan 4.1 mdd por edificio del HEB

Será la sede de dos oficinas del gobierno de Webb

El juez del Condado Tano Tijerina confirmó la compra del edificio de la tienda H-E-B en el centro de Laredo. El edificio de 50 mil pies cuadrados será la sede de dos oficinas del gobierno de Webb. FOTOS: FRANCISCO DÍAZ/ EL MAÑANA

4200

Por FRANCISCO DÍAZ

LAREDO, TX.- El Gobierno del Condado ya cerró el trato y pagó 4.1 millones de dólares por el edificio de 50 mil pies cuadrados que ocupaba la tienda H-E-B en el centro de Laredo. Dos oficinas del gobierno de Webb se moverán al inmueble.

“Ya cerramos el trato y la negociación, ya extendimos el cheque, la propiedad es oficialmente nuestra”, afirmó el juez del Condado Tano Tijerina.

Agregó que se hicieron muchos estudios para determinar si la compra del edificio era de beneficio para el condado.

“Realizamos las negociaciones y acordamos un pago de 4.1 millones de dólares que fue aceptado”, indicó el funcionario.

El siguiente paso, indicó, será determinar las oficinas del condado que se moverán al edificio que ocupaba H-E-B por la calle Farragut.

“En definitiva el Departamento del sheriff Martín Cuellar sí se moverá al nuevo edificio y ocupará la parte alta porque reúne las condiciones necesarias para el equipo de seguridad que tiene”, refirió el Juez del Condado.

Mencionó que en los siguientes días sostendrá una plática con el fiscal de Distrito Isidro Alaniz y con la Asesora Colectora de Impuestos para determinar cuál de estas dependencias se moverá al inmueble adquirido.

“Hay bastante estacionamiento, hay buen espacio, sólo tenemos que platicar para ver quién se quiere mover”, afirmó.

En caso de no tener un acuerdo, la Corte de Comisionados puede ordenar el traslado de una determinada oficina al edificio que ocupaba H-E-B.

La propiedad quedó vacante a mediados del 2016 cuando los directivos de la cadena comercial anunciaron el cierre definitivo de la tienda.

Aunque las autoridades municipales hicieron intentos por convencer a los directivos de H-E-B para dar marcha atrás a su decisión, no fue posible cambiarla y la tienda cerró sus puertas terminando de esta manera con una tradición de muchos años para compradores del centro y de Nuevo Laredo.